Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tras mucha medianía, por fin, un crack

  • "Mi sensación es que desde los tiempos de Bodiroga, Arlauckas o Sabonis el Madrid no tenía un jugador de tanto relumbrón como Rudy Fernández y eso que, repito, han pasado muchísimos jugadores"
David Jorquera - La Opinión
David Jorquera - La Opinión David Jorquera - La Opinión

Después de muchas especulaciones el Real Madrid hizo oficial en el día de ayer el fichaje de Rudy Fernández. Personalmente más bien diría EL FICHAJE. Y es que tras una travesía por el desierto, en lo que a materia de fichajes para la sección de la canasta se refiere, el Madrid ha hecho una contratación conforme a su historia, potencial y magnitud. Rudy es un galáctico del baloncesto y, si decidía volver a Europa, el Madrid no podía dejar que cualquier otro se hiciera con esta pieza tan importante. Así que sólo puedo hablar de un gran movimiento de los rectores del equipo.

Y es que, a pesar de no ser demasiado mayor, por el Real Madrid han pasado últimamente muchísimos jugadores y, sinceramente, ninguno llegó con la vitola de crack que atesora Rudy. Los tiempos de los Tarlac, Zidek, Gnad, Vukcevic, Sinanovic o, más recientemente Garbajosa, Prigioni o Jaric, deben pasar a la historia. Es cierto que no se puede llenar a un equipo únicamente de figuras, pero el problema es que éstas han pasado de largo en demasiadas ocasiones, y ahí el Madrid ha ido perdiendo encanto en el mundo de la canasta. Mi sensación es que desde los tiempos de Bodiroga, Arlauckas o Sabonis el Madrid no tenía un jugador de tanto relumbrón como Rudy Fernández y eso que, repito, han pasado muchísimos jugadores. Igual demasiados.

Como en cualquier operación de esta índole siempre habrá gente contraria al fichaje de Rudy: que si sólo viene para jugar unos meses (veremos a ver qué pasa con la NBA), que si viene para un puesto con overbooking, que si es demasiado dinero, etc. Nunca llueve a gusto de todo el mundo pero lo que nadie puede negar es que, esta vez sí, el Madrid se ha movido muy bien para traer a Rudy. Si el parón NBA dura tres meses serán 90 días disfrutando del mallorquín en el Palacio de los Deportes (otra gran decisión, por cierto) y si es todo el curso, mejor que mejor. Lo que está claro es que si Rudy decidía salir de la NBA el Madrid tenía que hacerse con su fichaje sin pensarlo. Las Copas de Europa están muy bien pero del pasado, por desgracia, los aficionados no viven.  

 

Puede seguir a David Jorquera en Twitter: @davidjorquera

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información