Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La historia nos da la razón

  • "Ante tanto alarmismo creado alrededor de nuestro equipo lo que me gustaría, sería lanzar un mensaje a la tranquilidad y a la serenidad, pero sobre todo al sentido común"
Pedro Sánchez - La opinión
Pedro Sánchez - La opinión Pedro Sánchez - La opinión

El partido del pasado sábado no pasará a los anales de la historia en cuanto a buen juego futbolístico por lo que se refiere a nuestro Real Madrid. Ahora bien, por lo que si puede pasar a la historia es por el mero hecho de que unos cuantos, presuntos amigos de nuestro equipo, hayan intentado en las últimas jornadas destrozar a un equipo que acababa de iniciar el torneo liguero. De todos es sabido que al Real Madrid nunca se le ha permitido ni el más mínimo desliz, más aún si cabe cuando nuestro más acérrimo rival está en unas cuotas elevadísimas de fútbol, sobretodo si su adversario en el terreno de juego es su principal aliado como pasó el pasado sábado.

Con esto no pretendo que haya ningún tipo de excusas, simplemente lo que hay que reconocer son las causas justas. Nuestro equipo todavía está a años luz del que todos queremos que sea, es decir, un juego equilibrado en todas las líneas del campo, con verticalidad y sin tener que sufrir contra equipos, teóricamente inferiores en cualquiera de los estadios que visite, especialmente en el coliseo del fútbol mundial, como es nuestro estadio. Ahora bien, lo que no es de recibo es que a las primeras de cambio se nos intente vilipendiar como ha sido el caso hasta ahora.

Ya no toca hablar del pasado como el Levante o el Racing, sólo hay que referirse al partido del Rayo. Si bien no desplegamos un juego espectacular, sólo hay que hacer referencia al resultado. ¿ A quien no le hubiese gustado jugar mejor y con cero goles en contra? Creo que  a todos nos hubiese dado un plus más de motivación, pero la realidad es la que nos estamos encontrando, y es que no hay rival pequeño, por mucho que suene a tópico. Nuestros rivales cuando juegan contra nosotros parecen que tienen ese punto de motivación extra, más que cuando juegan contra otros equipos, cuestión esta que no me parecería mal, siempre y a todos se les tratase con el mismo rasero.

Lo expuesto anteriormente, evidentemente es subjetivo y no deja de ser una sensación muy personal, pero sólo me gustaría recordar lo que hicimos en la temporada en la que debutó Fabio Capello con nuestro equipo y sobretodo contra que equipo se perdió el primer partido… ¡Pues sí, fue contra el Rayo, aunque fuera de casa! Y sí... ¡Acabamos ganando la liga!

Es por esto que ante tanto alarmismo creado alrededor de nuestro equipo lo que me gustaría, sería lanzar un mensaje a la tranquilidad y a la serenidad, pero sobre todo al sentido común. Esto ya se ha iniciado y ahora no valen probaturas técnicas en cuanto al plantel del staff técnico que nos va a hacer a buen seguro llegar a lo más alto de Europa, y sobre todo a ganar la liga de nuestro país.

Por eso, aprovecho la situación para decirles a algunos que tengan paciencia y, si se tiene que rectificar algo en cuestiones de ámbito superior al estrictamente deportivo, ahora no es el momento, bajo mi punto de vista.  Reiterando lo dicho en artículos anteriores hay que actuar con contundencia, pero con la máxima prudencia. Por esos y otras muchas cosas más que nos deparará a buen seguro nuestro futuro deportivo más inmediato hablemos como el sábado en el terreno de juego y no le demos carnaza a nuestros eternos rivales.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información