Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Dos delanteros y un único objetivo

  • "No creemos una rivalidad innecesaria entre dos de las piezas fundamentales de la plantilla"
Diego Vargas - La Opinión
Diego Vargas - La Opinión Diego Vargas - La Opinión

Higuain y Benzema, Benzema e Higuain. Bendito problema el que tiene José Mourinho en la delantera. Los tres goles del Pipa al Espanyol han devuelto el innecesario debate sobre quién debe ser titular. Innecesario, han leído bien, porque nadie mejor que Mourinho sabe quién está mejor para jugar. Y porque, por mucho que se hable sobre el tema, no encontraremos esta temporada un once 'tipo', incluida la delantera. Poco a poco lo vamos a ver.

José Mourinho no es un hombre al que se le pueda 'vender la moto' con facilidad, por suerte. El portugués tiene las ideas muy claras y sabe perfectamente qué partidos requieren de un método u otro para alcanzar la victoria, por más voces que escuche a su alrededor. A eso se ceñirá para elegir un delantero u otro, o incluso los dos si es necesario. Ya lo ha demostrado colocando a Özil y a Kaká juntos, algo que nadie habría esperado hace tan solo unas semanas. Pero Mou es así. Un entrenador observador, que sabe ver perfectamente las necesidades del grupo en cada situación, en cada encuentro.

Por eso mismo el debate sobre la delantera es absurdo. Tanto Benzema como Higuaín van a disfrutar de minutos esta temporada, y probablemente muy repartidos. Quizá sea en los grandes duelos cuando veamos hacia dónde apuntan las preferencias del entrenador, pero de lo que no me cabe duda es de que ambos serán fundamentales a lo largo del año. Dos pilares de la plantilla, ya sea en el banquillo o dentro del terreno de juego. Por eso mismo creo que el madridismo debería evitar la creación de una rivalidad entre ambos. Competencia sana sí, pero nunca una rivalidad entendida como tal. Ya la tratarán de inventar otros.

El objetivo de todos es remar en la misma dirección: ir sumando triunfos que permitan estar en la pelea por todo a final de temporada. Se trata de que ambos den lo mejor de sí para estar a disposición del entrenador cuando éste los precise. Siempre al cien por cien. Tanto el francés como el argentino deben entender que aquí lo que importa es el equipo, el beneficio del club, por encima de cualquier interés personal. Es evidente que todos quieren jugar lo máximo posible, pero teniendo dos delanteros de primer nivel en la plantilla es casi imposible que uno de los dos se gane la etiqueta de indiscutible. Como ya dijo Mou, lo importante no es quien juegue, sino que el que lo haga lo haga bien. Y estoy seguro de que ambos tienen calidad de sobra para hacerlo más que bien.

 

Puedes seguir a Diego Vargas en Twitter: @ddeagol

Puedes seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información