Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A mí que no me tomen por tonto

  • "Sólo DC ha abierto la boca para decir una verdad como un templo: el Atlético fue muy violento y sucio en el derbi y debió acabar con siete jugadores el partido"
David Jorquera - La Opinión
David Jorquera - La Opinión David Jorquera - La Opinión

Quiero reivindicar en las siguientes líneas que yo estuve en el Santiago Bernabéu el pasado sábado presenciando el derbi entre el Real Madrid y el Atlético. Me preguntaréis, ¿y esto a qué viene ahora? Muy sencillo. Oyendo, leyendo y, sobre todo escuchando a determinadas personas, creo que vieron un partido diferente al que vieron los más de 80.000 espectadores que acudieron al feudo blanco. Eso, o la parcialidad del escudo es tan descarada que nos quieren hacer sentir idiotas a los que pensamos y vimos el partido de forma diferente.

Escuchando al señor Manzano decir poco menos que de no ser atracado en el Bernabéu habrían ganado, sólo me queda soltar una carcajada. Otros dicen que el Atlético mandó en el partido durante los 20 primeros minutos de encuentro ¿Mandó? ¿Nos vamos al diccionario para buscar el significado de dicha palabra? Un tiro a portería, el gol, y punto pelota. Nada más, señores. No vendamos burras ni engañemos a la gente, que no somos idiotas.

Courtois estuvo bien expulsado, cosa lógica cuando metes la mano delante de un tío que va a marcar gol a puerta vacía ¿Se queja también de eso Manzano? ¿Está insultando a nuestra inteligencia o es que igual él se cree más listo que el resto? Eso sí, de la cacería con cuchillo entre los dientes de los Arda, Perea, Domínguez y compañía, chitón. Es que nadie ha dicho nada. Sólo DC ha abierto la boca para decir una verdad como un templo: el Atlético fue muy violento y sucio en el derbi y debió acabar con siete jugadores el partido. Eso es así aunque a Manzano le viniera Dios a ver con la tontería de la expulsión de su portero para salvar su cabeza después de hacer un planteamiento sucio, antideportivo y buscando la constante provocación aprovechando que Mateu Lahoz era el árbitro. Un colegiado que, por cierto, y aunque a Mourinho le guste, ya machacó al Real Madrid en una visita del Getafe expulsando a Raúl Albiol por una faltita en un salto. Mou debe tener cuidado en sus elogios a Mateu porque del enemigo nunca te puedes fiar y este árbitro, aunque deje jugar mucho y corte poco el juego, permitió una cacería bestial en contra del Real Madrid. Crisitiano y su tobillo pueden dar fe de ello.

 

Puede seguir a David Jorquera en Twitter: @davidjorquera

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información