Ir a versión clásica Ir a versión móvil

No es una Misión Imposible

  • Nos esperan dos incursiones magníficas para detectar y explorar las debilidades del mejor rival posible y aplicarlas ahora o en el futuro
Carlos Carrasco-La opinión
Carlos Carrasco-La opinión Carlos Carrasco-La opinión

Coincido con mi compañero Jaime en que resulta complicadso mantener la máxima concentración en las tres competiciones. Y que hacer un sobreesfuerzo en la Copa puede ocasionar que la plantilla lo pague caro en el tramo decisivo de la Liga y cuando se jueguen las últimas rondas de la Champions. Pero eso no quiere decir que el Madrid deba desentenderse del trofeo copero, mucho menos cuando espera el eterno rival. Porque ganarles no es una misión imposible, es cuestión de mentalidad.

Contemplo estos dos clásicos que nos esperan como importantes, pero nada decisivos. Servirán a los jugadores madridistas para medirse de nuevo al Barcelona, pero son mucho más que eso.

El último enfrentamiento de ambos en Liga dolió mucho a los blancos. Demasiado. Las expectativas estaban muy altas, los madridistas lo afrontaban mejor posicionados que nunca, pero se cayó en el Bernabéu. Los jugadores estaban nerviosos, acelerados, el empate y el gol al inicio de la segunda parte les afectó sobremanera. Y no pudieron afrontarlo en una derrota cuyo componente psicológico sobrepasa en varios cuerpos al físico.

Nunca ví a Özil tan perdido, a Cristiano tan obcecado o a Xabi Alonso tan encerrado. Sólo Karim Benzema respondió a lo que de él se esperaba.Porque, a partir del gol azulgrana, las luces de los blancos se apagaron. Y eso es algo que José Mourinho y los suyos deben esforzarse al máximo en cambiar.

Pero, ahora, en los clásicos de Copa, es momento de demostrar que aprendieron de la derrota y que tienen dos oportunidades de oro para continuar aprendiendo. Para manifestar que pueden buscarles las cosquillas a los culés con más argumentos que ningún otro equipo del mundo. El camino no es ajeno al Madrid. Ellos tienen la llave. Y más que una cuestión física, de jugadores o sistemas de juego, lo esencial es que encaren los partidos de la forma correcta.

El Athletic de Bilbao, el Sevilla o el Betis mostraron el camino y no se puede negar que, con todo el respeto para esos equipos, el Real Madrid tiene mejores recursos que ellos para plantar cara a los de Pep Guardiola.

Y lo de jugar de tú a tú a los blaugrana no es que les resulte ajeno a los merengues, pues ya se hizo durante buena parte de los clásicos de la Supercopa. Presión intensa, pero sin perder la cabeza, pases rápidos, pero sin perder la posesión y ataques certeros a la yugular, sin errar en exceso . Puede resultar fácil así escrito, pero si se analiza la plantilla del Real Madrid y las capacidades de sus futbolistas, se puede comprobar que no es una misión imposible. No deben hacer saltos increíbles, juegos de magía ni ejercicios de prestidigitación. No hay que hacer nada que no hayan hecho mil veces antes

Porque se gane o se pierda en los dos clásicos venideros, la batalla copera es corta, pero la guerra por ser el mejor equipo de 2012 es larga. Por eso, nos esperan dos incursiones magníficas para detectar y explorar las debilidades del mejor rival posible y aplicarlas ahora o en futuro cercano. Esta es la misión (si deciden aceptarla).  de los madridistas.

 

Puede seguir a Carlos Carrasco en Twitter: @carlosvcg

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información