Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lo que no dicen de Mourinho

  • No se puede ser injusto con José Mourinho
Carlos Carrasco - La Opinión
Carlos Carrasco - La Opinión Carlos Carrasco - La Opinión

Ahora están de moda las críticas al entrenador del Real Madrid. Especular sobre su futuro, sobre si las respuestas que proporciona son las que la gente espera o hablar de sí aparece o no en las ruedas de prensa. Pues bien, lo único cierto es que le quedan dos años de contrato con el conjunto blanco, que si responde de forma breve es para no dar carnaza y que si delega en Karanka es porque no desea que aquellos que persiguen avídamente unas declaraciones suyas supuestamente polémicas, tengan una dosis de titulares con los que machacarle. Lo que no hacen es reconocer lo que está haciendo bien con la plantilla merengue.

No soy un ferviente seguidor de José Mourinho, incluso reconozco que hay aspectos en los que debe mejorar (como es el contar algo más con jóvenes valores de la cantera como Jesé o Carvajal, por ejemplo), pero es injusto que ciertos medios de comunicación pretendan ejercer como líderes de opinión y resten méritos a lo que el técnico de Setubal está consiguiendo en el Real Madrid.

Y aún es más injusto que muchos aficionados madridistas se adhieran incondicionalmente a estas opiniones. Es cierto que pueden ( y en muchas o casiones deben) existir discrepancias. El debate y el intercambio de posturas es bueno, pero siempre que se reme en la misma dirección, que no se critique por criticar y que se haga de forma constructiva. Se puede estar de acuerdo o no con Mourinho, pero dilapidarle por sus errores (los haya cometido o no ) sólo contribuye a enviar un clima de inestabilidad a la institución madridista que, en caso de que venga de los propios aficionados, perjudica seriamente al equipo. Por ello, es necesario hacer una profunda reflexión y reconocer al técnico luso lo que sí esta haciendo bien, que es más de lo que algunos desean hacer ver.

Para empezar, el conjunto blanco es una máquina competitiva. Por encima de la ventaja de siete puntos en Liga que se mantiene por encima del Barcelona, lo verdaderamente elogiable es el carácter del equipo . Nunca se rinde, siempre está bien plantado sobre el campo e ,independientemente de la competición y el encuentro que sea, siempre da la cara. Y gran parte de este espíritu competitivo se debe a que Mourinho (y por extensión sus jugadores) reconoce la derrota, pero no soporta la rendición. Y eso es algo que los jugadores saben y que , en gran medida, el portugués les ha transmitido

En segundo lugar, ¿alguien cree que la mejora de Benzema en la pasada y la recuperación de Özil y de Kaká en esta se debe únicamente a una cuestión física? Nada más lejos de la realidad. Mou ha trabajado su mentalidad. Ha hablado con ellos durante horas y les ha hecho creer en sí mismos. Les ha convencido de que su papel en el equipo es vital y que sin ellos los títulos son una quimera.

También podríamos hablar de Callejón o de Granero. El motrileño despertó muchas dudas con su llegada. Muchos le comparaban con Pedro León y decían que apenas tendría oportunidades. Craso error. Mourinho demuestra incluyéndole en su segunda unidad que cualquier jugador es importante, que nadie es imprescindible pero que todos son necesarios. Al ‘Pirata' muchos le daban por descartado, pero en unas semanas se ha convertido en el mejor fichaje de invierno.

Unión, confianza, carácter trabajo y comprensión son  virtudes que cualquier equipo que desee ganar algún título debe tener grabadas a fuego. En el caso del vestuario del Real Madrid de Mou nadie puede discutir que las posee en cantidades industriales. Y áun así se sigue discutiendo al luso. ¿Por qué?

 

Puede seguir a Carlos Carrasco en Twitter: @carlosvcg

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información