Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Hagamos del Bernabéu una caldera

  • En el Bernabéu ante el CSKA los madridistas deben sentir el 'calor' de los aficionados propio de las grandes noches
Carlos Carrasco - La Opinión
Carlos Carrasco- La opinión Carlos Carrasco- La opinión

El empate ante el CSKA en el estadio de Luzhniki es un gran resultado. El entrenador y los propios futbolistas ya han manifestado sus buenas vibraciones de cara al encuentro de vuelta Además, por lo visto el pasado martes, los rusos no parecen nada del otro mundo y no creo que puedan plantearle problemas al Real Madrid para pasar la eliminatoria. Pero, no hay que confiarse, existe la posibilidad de que los moscovitas se jueguen la carta de trabar el partido y planteen problemas a los hombres de José Mourinho.Es entonces cuando la eliminatoria podría decidirse por detalles y entraría en juego más que nunca la importancia de jugar en casa.

La ida de los octavos de Champions en Moscú fue , tal y como se espera en aquel país en las fechas en las que nos encontramos, un partido marcado por el frío. Jugado con seriedad y solidez por parte de los madridistas, pero también con cierta dosis de desconcierto como consecuencia del ambiente y del hecho de jugar en un campo de césped artificial. Estaba casi cantado que iba a ser un choque de brega mas que un partido de talento y en el que si los merengues no aprovechaban sus ocasiones podrían pagarlo caro al final, como así sucedió.

Pero no hay que alarmarse, recuerden que en poco menos de tres semanas, se juega la vuelta en el Santiago Bernabéu y que allí los encuentros pueden hacerse ‘molto longos'. Por el miedo escénico, por la confianza que adquieren los madridistas y, sobre todo, por el calor que puede y debe infundir el público.

No es que tema por la victoria ni mucho menos, aunque si considero que ,de momento, la vuelta de los octavos ante el CSKA es el partido más importante de la temporada para los jugadores y para la hinchada madridista. Y debe tomarse como tal por unos y otros.

Concentración máxima a los futbolistas para evitar despistes y aprovechar al máximo para convertir en goles las ocasiones. Y también apoyo total al público del Santiago Bernabéu para crear ese clima único propio de las grandes noches que sólo una afición como la madridista es capaz de hacer realidad.

Así las cosas, es preciso instar al madridismo a que convierta ( siempre dentro de los cauces de la deportividad y del ambiente festivo) el Santiago Bernabéu en una ‘caldera' deseosa de ver ganar a su equipo y de celebrar su pase a los cuartos de final de la máxima competición europea. Porque si en el Luzhniki los hombres de Mou acusaron hasta cierto punto el frío moscovita, en Madrid todo debe ser distinto y tienen que sentir como nunca el ‘fuego' que aportan los aficionados. Sin duda, lo agradecerán.

 

Puede seguir a Carlos Carrasco en Twitter: @carlosvcg

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información