Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una 'cenicienta' y una 'bestia'

  • "Evitar a Barcelona y Bayern era el camino más fácil para plantarse en la final de Múnich. Y el Madrid no lo ha evitado, por lo que el camino no será tan llano"
Diego Vargas - La Opinión
Diego Vargas - La Opinión Diego Vargas - La Opinión

El sorteo de Champions celebrado ayer ha dejado para el Real Madrid un camino a la Décima mucho más complicado de lo que parece. Es cierto que el Apoel Nicosia era el rival más débil, a priori, de los ocho que quedan en la competición. Sin embargo, eliminados los chipriotas, el Madrid deberá dejar en la cuneta a Bayern de Múnich y quién sabe si enfrentarse en la final al FC Barcelona. Por lo tanto, no se puede decir que la suerte le haya sonreído totalmente a los de Mourinho...

Podría decirse si se hubiera dado un cruce entre Olympique de Marsella y Benfica, por ejemplo. Pero eliminar al Bayern, que tiene la final en su estadio y que es uno de los huesos de la competición no me parece moco de pavo. El madridismo puede estar feliz con el rival que ha caído en suerte para cuartos, eso sí. Si todo va según lo esperado, el Madrid estará en semifinales con relativa facilidad. No es por faltar al respeto al rival, es simplemente una obviedad. Todo lo que no sea ganar los dos partidos ante el Apoel sería un fracaso rotundo. Y creo que en el diccionario de este Real Madrid no existe ya esa palabra. No hay que confiarse, pero el Madrid es infinitamente superior a la llamada 'cenicienta amarilla'.

Sin embargo, no me trago las quejas de muchos culés sobre el resultado del sorteo. Evitar a Barcelona y Bayern era el camino más fácil para plantarse en la final de Múnich. Y el Madrid no lo ha evitado, por lo que el camino no será tan llano. Sí lo ha hecho en cambio el club azulgrana, que no tendrá que enfrentarse a los dos rivales más fuertes hasta una hipotética final. Visto así, ¿Quién ha tenido más suerte? Sea como sea, muchos ya están ansiando que llegue el momento de la final ante el Barcelona, dando por hecho que los dos eternos rivales llegarán a Múnich. Pero no será tan fácil. Mantengamos los pies sobre la tierra y vayamos paso a paso. Esa final de auténtico infarto, por suerte o por desgracia, aún queda lejos. Eso sí, sería la guinda al pastel de una Décima que parece cada vez más cerca.


Puedes seguir a Diego Vargas en Twitter: @ddeagol

Puedes seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información