Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Objetivo: llegar con +4 al Camp Nou

  • "El empate contra el Málaga es consecuencia del cansancio que viene arrastrando el equipo en las últimas semanas por las lesiones de varios jugadores claves como Benzema, Coentrao y Di María"
Daniel Castellanos - La Opinión
Daniel Castellanos - La Opinión Daniel Castellanos - La Opinión

Las lesiones y, sobre todo, los pocos minutos que Mourinho ha dado a jugadores como Granero, Sahin o Varane son los grandes culpables del bajón físico y de juego que ha tenido el Real Madrid en el último mes. Desgraciadamente, ya no se pueden corregir los errores del pasado, por lo que ahora el gran reto del Madrid de ahora en adelante es, además de intentar clasificarse para la final de la Champions, es el llegar al decisivo partido de Liga contra el Barcelona con 4 puntos de ventaja. Un objetivo que, visto los últimos partidos del conjunto merengue, no será nada fácil.

Ya la temporada pasada este equipo tuvo el mismo problema con el cansancio en los meses de enero y febrero, mientras los blancos peleaban por clasificarse para la final de la Copa del Rey. El hecho de que Mourinho confiara siempre en los mismos jugadores en un calendario en el que se juega partidos cada tres días hizo que hace un año jugadores como Özil, Di María o Xabi Alonso llegaran al final de la temporada reventados físicamente. Y el empate de este domingo contra el Málaga es consecuencia del cansancio que viene arrastrando el equipo en las últimas semanas por las lesiones de varios jugadores claves como Benzema, Coentrao  y Di María y también por la poca confianza que Mourinho está depositando en los fichajes para esta temporada, que más que sumar se están convirtiendo en un estorbo para Mourinho.

Ya ante el Rayo o el Betis, en los que el Madrid ganó con mucho sufrimiento, o en Moscú ante el CSKA, en donde los blancos realizaron un partido más bien pobre, los madridistas pudieron ver como a su equipo le empieza a fallar las fuerzas. Y el golazo por la escuadra de Cazorla del otro día vino a escenificar que, en este tramo final de temporada, o el Madrid está atinado de cara a la portería rival o va a pasar las de Caín para sacar adelante los partidos.

Muchos son los que han empezado a hacer quinielas acerca de dónde puede perder puntos el Real Madrid de aquí al final de Liga. Y, repasando el calendario, hay dos salidas (exceptuando, claro está, el Camp Nou), que son para echarse a temblar: ante Osasuna y Athletic de Bilbao. Dos equipos con una filosofía de juego muy parecida a la del Rayo (equipo que, por ocasiones, pudo golear al Madrid en Vallecas), y que de llegar frescos a este tramo final de la temporada (en especial el equipo de Bielsa, del que intuyo que se le va a hacer muy larga la temporada), serán un hueso muy duro de roer para los de Mourinho.

Si el Madrid sale vivo de estos dos envites (tres si incluimos la visita al Atlético de Madrid), el Madrid tendrá la Liga ganada. Es más, me atrevo a asegurar que, si el Madrid llega al Camp Nou con tan solo cuatro puntos de ventaja respecto al Barcelona, los de Mourinho tendrían medio campeonato ganado. Aunque para cantar victoria antes de tiempo, más vale que Di María se recupere lo antes posible para echar una mano en estos dos últimos meses de temporada, que bien le hace falta a Mourinho…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información