Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un buen año para ser madridista

  • "El título de este artículo no se refiere únicamente a la Liga ganada por los de Mourinho, sino que sirve para extender el buen hacer del Real Madrid como Institución en varios de sus equipos, aunque no vendan tanto como el primer equipo de fútbol"
David Jorquera - La Opinión
David Jorquera - La Opinión David Jorquera - La Opinión

Ahora que Higuaín parece que se queda (veremos si se confirma porque el verano es muy largo), con la continuidad de Mourinho asegurada al cien por cien por el propio entrenador, con la malísima relación confirmada en Cibeles entre Casillas y Cristiano Ronaldo e Iker y Mourinho, el Real Madrid tiene un remanso de paz, título de Liga mediante, que debe servirle para trabajar desde la tranquilidad, y no desde el agobio, durante todo el verano en lo que a entradas y salidas se refiere.

Una estructura sólida, que podrá gustar más o menos, pero que confirma lo que una parte del madridismo venía pidiendo desde hace años: paciencia y tiempo. No siempre se supo aunar ambas cualidades, probablemente por la urgencia de llevarse algún título a la boca, pero ahora que Cibeles ha sido visitada dos años consecutivos todo empieza a ir sobre ruedas. Eso sí, siempre con la idea de mejorar y no apalancarse.

Pero el título de este artículo no se refiere únicamente a la Liga ganada por los de Mourinho, sino que sirve para extender el buen hacer del Real Madrid como Institución en varios de sus equipos, que aunque no vendan tanto como el primer equipo de fútbol, lo cierto es que se están marcando un año espectacular que, eso sí, todavía deben rematar. Por ejemplo, en baloncesto el equipo le ha ganado la Copa del Rey al Barcelona en su propia ciudad y con todo en contra. Y no me extrañaría nada que pudiera ganar la ACB si corrige esas lagunas mentales que le pierden en determinados momentos. Mucho ojito con los de Pablo Laso, que la cosa pinta a doblete este año. Ahí lo dejo. Y por cierto, a veces es un mingafría, pero no se puede prescindir de Tomic. Seguro que en Barcelona dan palmas con las orejas si el Madrid comete ese pecado.

Por último, todo mi reconocimiento para la tantas veces maltratada cantera del Real Madrid. El Castilla ha ganado su grupo y tiene en su mano el ascenso en un enfrentamiento a doble partido. El Madrid C ha quedado segundo y si el Castilla asciende, también puede subir un peldaño el próximo curso. Si se dan ambas alegrías, el Real Madrid tendría después de muchísimos años al Castilla en Segunda División y al Real Madrid C en Segunda B. Una doble señal: uno, igual los chavales no son tan malos y dos, el trabajo que se está haciendo abajo está siendo francamente bueno. La pena es que últimamente los focos y los medios prefieren vender polémica que fútbol. Y de la cantera del Madrid se puede sacar fútbol. Mucho fútbol.

 

Puede seguir a David Jorquera en Twitter: @davidjorquera

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información