Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El estilo Mou triunfa

  • "Di Matteo supo sacar de nuevo a sus jugadores el espíritu que les inculcó el portugués"
Miguel Ángel Díaz - La Opinión
Miguel Ángel Díaz - La Opinión Miguel Ángel Díaz - La Opinión

La victoria del Chelsea en el Allianz Arena volvió a demostrar que cualquier camino hacia la victoria es lícito. Por mucho que algunos se empeñen en hacernos ver que el fútbol del Barça es la única vía posible para llegar a la victoria, el Chelsea de Di Matteo tapó la boca de los nuevos 'iluminados' del fútbol.

Uno se queda anonadado cuando escucha ciertos debates radiofónicos en los que se critica con dureza sistemas de juego alejados del gusto de determinados periodistas. Desde que Drogba marcó el decisivo penalti ante Neuer, llevamos dos días escuchando frases del tipo: "La victoria del Chelsea es un insulto al fútbol", "Di Matteo debería ser cesado" o "Esta Champions debería quedar desierta". Pues bien, como se ha demostrado en los últimos tiempos, defender bien también es jugar bien al fútbol, y da lo mismo o incluso mejores resultados que el fútbol de posesión tan alabado por ciertos sectores de la prensa. Algunos confunden la velocidad con el tocino y asocian jugar bien con jugar bonito. Poco o nada tiene que ver.

Defendió bien el Chelsea en la final de la Champions, el Madrid en el Camp Nou y lo ha hecho una Selección como Italia durante toda su historia, y por cierto, no le ha ido nada mal. Cuatro Copas del Mundo están en las vitrinas italianas, jugando, eso sí, a la defensiva. La victoria del equipo 'blue' ante el Bayern es un premio a una generación que inició José Mourinho, un premio al estilo Mou.

El portugués creó allá por el año 2004 un equipo que basaba su fútbol en una gran defensa, un gran físico y una poderosa salida a la contra. Los Drogba, Lampard, Terry, Cech o Essien se convirtieron en auténticos gladiadores, y aunque el fruto ha tardado en madurar, 8 años después ha caído del árbol.

Mourinho cuajó un equipo a su imagen y semejanza y tras muchos sinsabores europeos ha llegado por fin la conquista del ansiado trofeo. Es el triunfo de un estilo que por criticado no deja de ser válido como el que más. Goles fantasma, atracos a mano armada o la simple mala suerte de la tanda de penaltis en Moscú, había alejado a esta generación de futbolistas de la Champions, pero en Münich se rompió el gafe.

La variedad de recursos enriquece a los equipos y eso es lo que ha hecho Di Matteo con este Chelsea. Dotarle de aquel espíritu Mou, olvidado por algunos jugadores, ha sido la clave para campeonar tanto en la Copa como en la Champions. Un estilo que es capaz de combinar el fútbol de ataque con una buena defensa cuando se necesita. Porque un gran equipo tiene que saber manejarse en todas las situaciones. Por eso, los equipos de Mourinho son los mejores del mundo, porque el estilo Mou triunfa.

 

Puede seguir a Miguel Ángel Díaz en Twitter: @pezdelfutbol

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información