Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cuando fichar barato sale caro

  • "El madridista está harto de que se hagan frívolos como éstos en detrimento de jugadores nacionales y, sobre todo, de los chicos criados en las categorías inferiores"
Daniel Castellanos - La Opinión
Daniel Castellanos - La Opinión Daniel Castellanos - La Opinión

Si el fichaje de Bosingwa finalmente se lleva a cabo, Mourinho estaría cometiendo el mismo error que hace exactamente un año cometió al traer a Altintop al Real Madrid. Y es que muchas veces lo barato puede ser a la larga el mayor despilfarro del mundo.

No quiero decir con eso que el Real Madrid tenga que gastarse un dineral todos los veranos en materia de fichajes. Ni un club como el presidido por Florentino Pérez puede someterse a esa exigencia en cada periodo estival, y más con la que está cayendo en nuestro país. Pero eso no es excusa para que el primer jugador de renombre que se ponga a tiro en el mercado de fichajes pase a ser objetivo sí o sí de la entidad madridista. Más que nada porque esa política de fichajes es más propia de clubes de mitad hacia debajo de la tabla. Y, que yo sepa, el Real Madrid está varios peldaños por arriba de ese escalafón.

Y digo esto por la posibilidad de que Bosingwa pueda ser fichado a coste cero de cara a la próxima temporada. No digo yo que sea mal jugador. Es más, por condiciones, seguramente no tenga nada que envidiarle a su compatriota Coentrao (30 millones que costó el ‘pieza’ éste). Pero me cuesta creer que Mourinho no haya visto en el mercado opciones mejores que las de su compatriota. Y, sobre todo, aún no me entra en la cabeza como es posible que aún no haya salido de boca del técnico de Setúbal un guiño hacia el canterano Carvajal, el auténtico refuerzo que necesita el Real Madrid para su lateral derecho.

Y es que el madridista está harto de que se hagan frívolos como éstos en detrimento de jugadores nacionales y, sobre todo, de los chicos criados en las categorías inferiores. Y es que no me entra en la cabeza que Mourinho prefiriera tener en su plantilla al tuercebotas de Altintop (perdón por la expresión) antes que a un madridista de pro como Pablo Sarabia, jugador que, por condiciones y ganas, seguramente habría aportado mucho más al equipo que el turco.

Ahora que Mourinho ha renovado con el club blanco hasta el 2016, de lo cual no puedo más que congratularme por ello, sólo espero que el portugués algún día se preocupe más por satisfacer al madridismo que al representante de turno. Que a la hora de fichar, más que mirar el precio de los jugadores, que observe el tipo de futbolista que anhela el aficionado madridista. En definitiva, que se fichen menos ‘Altintops’ y ‘Bosingwas’ y se mire más al producto nacional, que para eso somos los mejores del mundo, y a la cantera, a punto de certificar un ascenso a Segunda. ¿Tanto cuesta, Mou?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información