Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Y por qué no Drogba?

  • "Está en un estado físico que ya querrían para sí el 99,9 por ciento de los futbolistas a nivel profesional. Ha sido el delantero que mejor ha entendido la filosofía de juego de Mourinho en su dilatada trayectoria profesional"
Daniel Castellanos - La Opinión
Daniel Castellanos - La Opinión Daniel Castellanos - La Opinión

Seguramente no sea el nombre que más ilusione al madridismo. Y muchos pensarán que su llegada sería un obstáculo para la llegada de gente como Joselu o Morata. Pero, a pesar de todo, y viendo los convulsos tiempos que corren en nuestro país, la hipotética llegada de Drogba al Real Madrid tendría, a mi entender, más aspectos positivos que negativos para el equipo entrenado por Jose Mourinho.

Pero hay varios detalles que me preocupa especialmente del marfileño si finalmente recala en el equipo blanco: su compromiso. Con 34 años, y tras conquistar hace una semana la Champions con el Chelsea, Drogba ha ganado todo lo que tenía que ganar a nivel de clubes. Mourinho tendría que cerciorarse bien de si su ex pupilo aún tiene el hambre necesaria para enrolarse en un club de tamañas proporciones como el Real Madrid, en el que la desidia y la falta de compromiso están terminantemente prohibidas por el madridismo (que se lo digan si no a Kaká).

Porque si la intención del ex delantero del Chelsea fuese la de fichar por el Real Madrid para vivir así un retiro dorado en el fútbol, entonces que se vaya olvidando de la idea de venir. Porque una de las plantillas con más hambre de títulos del fútbol europeo no puede permitirse el tener ‘ovejas negras’ que obstaculicen la progresión de los Ózil, Benzema, Higuaín, Di María y compañía. Porque esa es otra: Drogba, si al final viene a la capital de España, tiene que olvidarse de la titularidad casi por decreto (y bien merecida además) de la que ha gozado en el Chelsea durante las últimas siete temporadas. Y no tengo yo muy claro que el marfileño pueda llevar de buena gana el calentar banquillo cada fin de semana.

Salvo estos dos inconvenientes (su compromiso y su predisposición a ser suplente), pocas pegas más se podrían encontrar a la posibilidad de ver a Drogba de madridista la próxima temporada. A sus 34 años, el delantero está en un estado físico que ya querrían para sí el 99,9 por ciento de los futbolistas a nivel profesional. Ha sido el delantero que mejor ha entendido la filosofía de juego de Mourinho en su dilatada trayectoria profesional. Y si el técnico luso consigue convencer a Drogba de que un papel secundario en el Real Madrid es lo mejor que puede pasarle en lo profesional para los próximos años, acepto CON MAYÚSCULAS su fichaje. ¿O es que ahora Joselu o Morata son mejores que éste?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información