Opinion > Noticia Ampliada

Sami Khedira, un jugador en la sombra

"Khedira no venderá muchas camisetas ni tendrá a muchos niños que sueñen ser como él de mayores. Pero no me cabe duda de que su labor merece un reconocimiento por parte de todos"

Actualizado: 01/10/2012 | 18:10

Por:Jaime de Carlos

Compartir Facebook Twitter Google Plus del.icio.us Technorati fresqui.com Meneame Wikio

Sami Khedira es uno de esos futbolistas cuyo trabajo tiene poco eco en los medios de comunicación. Como mediocentro defensivo que es, su labor está en tierra de nadie, pues es de las más ingratas en este deporte. Él juega en el Real Madrid y en la mayoría de las ocasiones tiene que ver cómo sus compañeros son los que se llevan los focos mientras que él debe moverse entre las sombras, trabajando día a día para que el equipo no pierda el equilibrio tan necesario.

 

En sus dos años y pico en el club blanco, el alemán ha tenido que convivir con la crítica diaria. Como digo, se trata de un jugador que por su perfil no luce en los partidos. No tiene una gran calidad ni destaca por su pase, regate o gol. Por eso no llama la atención. Sin embargo, para José Mourinho su presencia en el equipo es innegociable. Salvo contadas excepciones para darle descanso, el portugués prácticamente no prescinde nunca del teutón, un futbolista al que considera indespensable por su labor incansable en el centro del campo.

La posición de mediocentro defensivo es, hoy en día, clave en el fútbol. Mucho se ha hablado de ella últimamente, pero ninguno de los técnicos 'gurús' del fútbol mundial prescinden de ella. Mourinho, Del Bosque o Guardiola siempre han tenido en este lugar a un hombre de su confianza, a un jugador que sea capaz de poner equilibrio en onces que parten de clara vocación ofensiva. Y, bajo este panorama, Sami Khedira es uno de los mejores del mundo. Un par de temporadas al máximo nivel en el Real Madrid le avalan, pues aunque no es un jugador que aparezca a menudo en los resúmenes con las mejores jugadas de un partido, tiene el don de cometer muy pocos errores.

El partido del pasado domingo fue uno de ésos en los que Khedira llamó especialmente la atención. Por su gran sentido de la anticipación e, incluso, por su capacidad para generar fútbol ofensivo. El propio Aitor Karanka lo alabó en la sala de prensa por encima de la dupla Modric-Özil, lo que ya es suficientemente meritorio. Probablemente jugó uno de sus mejores partidos desde que está en la capital de España, pero no fue el único. Porque el germano cumple siempre, haciendo su trabajo con máxima profesionalidad y una entrega fuera de toda duda.

 

La pasada Eurocopa dejó una imagen sorprendente del de Stuttgart, pues en Ucrania y Polonia se coronó como uno de los mejores centrocampistas del continente. El seleccionador Löw le dio más libertades y él contestó metarfoseándose en un jugador 'box to box', un futbolista con capacidad para destruir juego, construir y llegar al ataque con opciones. Un centrocampista total. Y el madrismo terminó el torneo con la sensación de que Sami estaba algo desaprovechado en el Madrid, de que tenía muchas más virtudes de las que mostraba cada semana en el Bernabéu.

Puede que así sea, que con Mourinho su deber sea sacrificarse para que el resto de compañeros luzcan más y mejor. Creo que en otro club se podría ver a un Khedira más peligroso, más completo. Con más jerarquía. Al fin y al cabo, en Concha Espina le toca ser un obrero para que otros sean las estrellas. De ahí que su nombre no esté mucho en boca de la afición y que, cuando lo está, la mayoría de las veces sea con una finalidad crítica. Es uno más de los muchos jugadores que, partido tras partido, viven eclipsados por los cracks de este deporte.

Khedira no venderá muchas camisetas ni tendrá a muchos niños que sueñen ser como él de mayores. Pero no me cabe duda de que su labor merece un reconocimiento por parte de todos. Porque él tiene sus tareas específicas y las acostumbra a solventar a la perfección. Sin brillantez, pero con trabajo y esfuerzo. Algunos partidos llamará más la atención y se llevará ciertos aplausos, como ante el Deportivo. En otros pasará desapercibido. Pero en todos su trabajo habrá sido esencial. Porque no hay gran equipo que no tenga un gran 'corazón' detrás.

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

  Comentarios (1)

comentarios

Para comentar debes pertenecer a nuestra peña. Regístrate

Enviado por FROMMIAMI | publicado el 03 / 10 / 2012 a las 05:13 horas

Absolutamente de acuerdo. Gran homenaje a Sami, jugador serio, comprometido y eficiente. Muy buen articulo!!!

Seguir a @defcentral

 

 

DIRECTOR DAVID JORQUERA
DIARIO DIGITAL FUNDADO POR AURELIANO ALCÁZAR
© 2008-2014 Defensa Central - Todos los Derechos Reservados