Ir a versión clásica Ir a versión móvil

No caer en errores del pasado

  • Antes de firmar nuevos jugadores, el Real Madrid debería saber quién va a ser su entrenador la temporada que viene
Miguel Ángel Díaz- La Opinión
Miguel Ángel Díaz- La Opinión Miguel Ángel Díaz- La Opinión

El final de temporada se acerca y la rumorología fichajística comienza a ser cada vez mayor. Pese a que el Real Madrid todavía tiene entre manos dos títulos importantes, ya se empieza a hablar del que serí proyecto de Florentino Pérez para la temporada 2013-2014.

Nombres de la calidad de Bale, Isco, Agüero o Carvajal aparecen en los primeros puestos de todas las listas. Grandes futbolistas, sin ninguna duda, pero que solamente deberían vestir de blanco si el entrenador de turno les quiere, da su visto bueno y son realmente aprovechables para el sistema de juego que quiera aplicar.

No hay que ser muy ducho para darse cuenta que la continuidad de Mourinho no está ni mucho menos asegurada; el portugués emite señales de ‘hartazgo' con el entorno del club, con ciertos ‘pesos pesados' del vestuario y, sobre todo, con la prensa que le ‘ataca' sistemáticamente, haga lo haga, diga lo que diga. Mourinho es fuerte; deportivamente está pudiendo con el mejor Barcelona de la historia, pero no aguanta al sector periodístico que le 'afea' su trabajo, que le acusa poco menos que de la 'muerte de Manolete' y que está deseando su marcha del club. Por ello, habla maravillas de Inglaterra, porque anhela una 'prensa' que respete su trabajo por encima de 'amiguismos' o intereses particulares.

Por ello, Florentino Pérez debería andar con pies de plomo a la hora de confeccionar su nuevo proyecto. Antes de fichar jugadores, hay que tener entrenador. Si estas peticiones vienen de parte de Mourinho, adelante, pero si fueran meros ‘caprichos' del presidente o de la dirección deportiva, volveríamos a los errores del pasado.

Y sino, recuerden la labor de Manuel Pellegrini. El chileno llegó al Bernabéu con el equipo ‘hecho' y no tuvo el respaldo del presidente en ningún momento. La autoridad del técnico en el vestuario es fundamental, y para ello, se necesita que sea él quién ponga las bases, quién haga la plantilla a su imagen y semejanza y quién consensue con el presidente las altas y las bajas.

En realidad, solamente Florentino Pérez y Mourinho saben lo que ocurrirá, pero por el bien del equipo, del club y de la masa social madridista, más valdría que de lo primero que se hablase fuera de la continuidad de Mourinho o en su defecto del nombramiento de un nuevo técnico. Todo lo que fuera comenzar la ‘casa por el tejado', sería volver a los errores de antaño.

 

 

Puede seguir a Miguel Ángel Díaz en Twitter: @pezdelfutbol

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

 

 

ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información