Opinion > Noticia Ampliada

El futuro pasa por mirar al pasado

"Desde el principio hay que plantear el encuentro como una tarea titánica de marcar cuatro goles, por las sorpresas que nos pudiéramos encontrar por el camino"

Actualizado: 27/04/2013 | 14:33

Por:Jaime de Carlos

Compartir Facebook Twitter Google Plus del.icio.us Technorati fresqui.com Meneame Wikio

Admito que soy pesimista. Aunque cada día que pasa menos, quizás por las ganas de ver al equipo en Londres. Por fortuna el sistema de competición nos va a ofrecer un desenlace en solo seis días, pues siempre una campaña pro-remontada tiene un desgaste psicológico que acaba agotando. El martes ya está a la vuelta de la esquina y con él, el desenlace de gran parte de una temporada que ahora mismo pende de un hilo. Todo o (casi) nada a tres goles de distancia frente al equipo invicto de la Champions, un rival bisoño, pero de picadura mortal.

Desde que el colegiado pitó el final del partido el pasado miércoles se sabía que nos esperaban días de tirar de hemeroteca para recordar remontadas pasadas e invocar al 'espíritu Juanito'. Sin embargo, yo soy de una generación que estaba en pañales cuando el Madrid devoraba a sus rivales en el Santiago Bernabéu después de ser goleado en los partidos de ida. Se puede decir que no he vivido estas remontadas gloriosas del equipo, más allá de momentos puntuales y a menor escala en la Liga, como sucedió con Capello. Y sin olvidar la Copa del Rey, con esa remontada 'interruptus' vivida ante el Zaragoza.

Pero lo del martes serán palabras mayores. Primero, porque será Champions, no la UEFA que dio lustre al palmarés merengue en los 80. Y lo segundo, porque el Madrid de ahora no es de hace casi 30 años. No cabe duda que el actual tiene más calidad, pero carece de la garra y el coraje de los Santillana, Camacho, Butragueño, Pirri o Juanito. Por eso, hace falta una 'inyección' de madridismo en las venas de estos jugadores, justo lo que faltó el pasado miércoles en Dortmund. Hace unos días comentaba en mi opinión que la eliminatoria debía empezar a ganarse en Alemania. Pues bien, en lugar de buscarla desde el minuto 1, el equipo mostró una indolencia, un pasotismo y una falta de actitud (confirmada por el capitán Ramos) realmente preocupantes.

Al término del encuentro Pepe llegó a comentar que "pensábamos que sería más fácil ganar al Borussia". Tremendas declaraciones, pues vienen a decir que el equipo salió confiado y con cierta prepotencia. Como si se vieran ya en Wembley. Mi sensación es que el Madrid se amilanó y minusvaloró el choque de ida, pensando que, pasara lo que pasara, el Bernabéu iba a sentenciar. El dicho suele decir "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar". Pero ni siquiera la paliza sufrida por el Barcelona 24 horas antes sirvió para espabilar al Madrid.

 

La cuestión es que es el propio Madrid el que debe hacernos creer a todos el próximo martes saliendo a arrollar a su rival. El ejemplo es lo sucedido la temporada pasada durante los 15 minutos del partido ante el Bayern. La remontada solo se podrá cimentar desde la idea de que ya no tenemos nada que perder, pues la final de Wembley nos la dejamos en Dortmund. Ahora mismo no la tenemos, pero disponemos de una gran oportunidad para recuperarla en Madrid. El madridismo no debe hacerse ilusiones, pero sí mantener la fe de que todavía hay vida y esperanza.

Pero el gran problema de todo, la clave, estará en la defensa. No me cabe duda de que el Real Madrid marcará dos o tres goles ante el Borussia. La cuestión es cuántos marcarán ellos. No se puede subestimar a un equipazo como el de Klopp; joven, rápido, vertical y con unas combinaciones portentosas en línea de tres cuartos. Sin olvidar el tremendo estado de forma de Lewandowski. Por eso, desde el principio hay que plantear el encuentro como una tarea titánica de marcar cuatro goles, por las sorpresas que nos pudiéramos encontrar por el camino. El tres debe ser un punto de paso en el camino de la remontada, no una meta en sí mismo.

En dos días afrontaremos todos el partido más importante del último año. Un encuentro que sonará a reválida para Mourinho, quien parece ya tener los dos pies lejos de Madrid de cara a la próxima temporada. Bajo esta tesitura, solo la final de Wembley y la 'Décima' podrían rescatar del aprobado a la trayectoria del portugués en el banquillo de Concha Espina. Parece que no habrá segundas oportunidades y que esta etapa se cerrará o quedará pendiente el martes de un épilogo londinense. Así que vayamos con todo e intentemos honrar la historia de este club dejándonos las gargantas, el cuerpo y el alma. Al fin y al cabo, es lo que este club siempre ha sabido hacer mejor que nadie. Por algo es el único del mundo en el que la palabra 'imposible' está prohibida.

 

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

 

ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com

 


  Comentarios (0)

comentarios

Para comentar debes pertenecer a nuestra peña. Regístrate
No hay comentarios

Seguir a @defcentral

usted pregunta

don balon rosa

fotofamosos

  PALCO ROSA Maitland War

DIRECTOR DAVID JORQUERA
DIARIO DIGITAL FUNDADO POR AURELIANO ALCÁZAR
© 2008-2014 Defensa Central - Todos los Derechos Reservados