Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ramírez Domínguez quiso pero no pudo

Defensa Central Defensa Central

El colegiado andaluz seleccionado para arbitrar el Tenerife-Real Madrid, Ramírez Domínguez, quiso que la sibilina mano arbitral se hiciera evidente en el encuentro. Quiso, lo intentó, pero no pudo. La omisión de la flagrante falta a Iker Casillas estando éste en el área pequeña, en donde el guardameta es intocable, y que supuso el 1-2 en ese momento en el marcador pudo haber supuesto la remontada de los locales, remontada que se hizo imposible con el inmediato tanto de Kaká y los posteriores de Cristiano Ronaldo y Raúl. Sí, el fútbol pudo en esta ocasión con la incompetencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información