Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Piqué, un pésimo ganador

Defensa Central Defensa Central

Hay clubes que se diferencian de otros por su educación al saber ganar. Y el Barcelona no es precisamente un ejemplo en esa materia. Piqué así lo ha demostrado. Su gesto a la grada mostrando los cinco dedos de la mano es algo que poco o nada tiene que ver con lo que puede ser considerado un ejemplo de juego limpio.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información