Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Schuster tenía a Cesc, Alves, Lahm y De Rossi en su agenda

  • El alemán dejó una lista con ocho jugadores en total, con Villa, L.Fabiano, Cristiano y Diego también
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Una semana después de que se cerrara el mercado de fichajes, se destapan los deseos que el técnico del Real Madrid formuló cuando acabó la pasada Liga. En junio se reunió la dirección deportiva del Madrid con Bernd Schuster, y el entrenador hizo una lista con las prioridades que tenía en mente para reforzar la plantilla de cara a este año. En esa lista figuraban hasta ocho nombres, y ninguno de ellos era De la Red, Javi García o Van der Vaart, que han sido las únicas incorporaciones que han llegado.

El técnico germano quería reforzar ciertas posiciones clave como la delantera, el centro del campo o los laterales. Para completar la punta del ataque madridista, Schuster había pensado en dos hombres: Villa y Luis Fabiano. Ambos estuvieron en la mira del club este verano, aunque finalmente sólo se lanzaran a por el ariete del Valencia, con la consiguiente negativa conocida por todos.

Para la medular, el técnico merengue había pensado en Cesc Fábregas, De Rossi y Diego. Las operaciones por el español y el italiano resultaron imposibles porque sus clubes no querían venderlos, y exigían unas cantidades de dinero desorbitadas. La situación de Diego es particular, porque para una posición similar a la que ocupa el brasileño llegó Van der Vaart, y el traspaso del mediapunta del Werder Bremen ha quedado aparcado de momento hasta el verano que viene.

LAHM O ALVES ERAN LOS ELEGIDOS PARA CUBRIR LOS LATERALES

Otros dos nombres que aparecían en esta lista son los de Lahm y Alves. Schuster quería reforzar los laterales, para los que cuenta actualmente con Ramos, Salgado, Marcelo y Heinze, porque creía que estos jugadores podían aportar algo más de lo que el equipo carecía. Lahm se quedó finalmente en el Bayern porque su traspaso era demasiado costoso, y la opción de Alves ni siquiera se contempló al estar atado por el Barcelona.

Por encima de estos siete nombres que manejaba Schuster estaba Cristiano Ronaldo. El luso no era una de las prioridades del entrenador -según el diario As ocupaba el cuarto lugar-, sin embargo sí que lo era para la directiva blanca. Como es bien sabido, el Real Madrid estaba a la espera de la resolución del caso de CR7 porque el montante de la operación no hubiera permitido más traspasos. Por eso, ninguno de los deseos que tenía Bernd en su lista llegó. Ahora la lista espera al fondo del cajón, a la espera de que alguien la atienda en el mercado de invierno.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información