Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Oscar Arias recibió la insignia de Oro y Brillantes del Real Madrid

EFE - Madrid EFE - Madrid
El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, recibió hoy, jueves, la insignia de oro y brillantes del Real Madrid, condecoración que le impuso el presidente del club madrileño, Ramón Calderón, en un acto que tuvo lugar en el estadio Santiago Bernabéu.

El presidente costarricense, de visita oficial en España, concluye hoy en Madrid -donde fue recibido por el Rey Juan Carlos ayer, y por el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero- su gira europea, que comenzó en Bruselas, la capital que alberga las instituciones de la Unión Europea.

Horas antes de abandonar España, Arias -Premio Nobel de la Paz en 1987- recibió la insignia de oro y brillantes del equipo más laureado del fútbol español, en el transcurso de una visita a su estadio.

Ramón Calderón guió al mandatario centroamericano a través del estadio, donde le mostró su despacho, la sala de juntas y los vestuarios y le invitó a tomar contacto con el terreno de juego, antes de imponerle la insignia de oro y brillantes en el interior del palco de honor del Santiago Bernabéu, en un acto al que también asistió el presidente honorífico del club blanco, Alfredo Di Stéfano, que le recibió a su llegada.

Calderón ensalzó Costa Rica

El presidente del Real Madrid se refirió a Costa Rica como "ejemplo de convivencia democrática y pacifismo", destacó que Arias se convirtió en un "auténtico líder de la paz" y recordó que éste, "en 1961, vio al Madrid en Costa Rica; a un Madrid en el que jugaban los Gento, Puskas, Santamaría y Di Stéfano".

"Estos dos últimos están hoy con nosotros, uno de ellos en condición de presidente honorífico. El partido fue contra el Deportivo Saprissa. Y lo de menos fue el resultado", indicó Calderón, arrancando las risas de la comitiva costarricense.

Arias agradeció el homenaje. "Qué manera más bella de acabar esta visita a España, recibiendo este homenaje, que para mí es un homenaje muy sentido, que jamás podré olvidar", indicó el Presidente de Costa Rica.

"En hora y media cumplo 68 años y estoy feliz. Y este cumpleaños no lo podré olvidar nunca. Años atrás como joven estudiante pude ver al mejor jugador del mundo, que es Di Stéfano. Y es un orgullo para mí haberle podido saludar", manifestó el presidente costarricense, que bromeó al ofrecerle a la "Saeta Rubia" la presidencia honorífica de Costa Rica.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información