Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Espero ganar la Champions"

Luciano Sabatini / Fotografía: David R. Anchuelo/R Luciano Sabatini / Fotografía: David R. Anchuelo/R


En su segundo año como técnico del Madrid, Bernd Schuster va mostrando cada vez un carácter más cercano y afable con la prensa y el madridismo en general. Prueba de ello son las confesiones que el técnico del Real Madrid ha hecho en una entrevista concedida a Real Madrid TV, en las que reiteró que su máximo sueño sería levantar la décima Copa de Europa para los blancos.

"Esta año la final de la Champions será en el Olímpico de Roma; es un estadio que me trae muy buenos recuerdos, porque cuando tenía 20 años gané una Eurocopa con Alemania allí. Espero que ésto nos triga suerte para estar este año en la final", dijo el técnico madridista, que apostilló "si nos respetan las lesiones y los jugadores mantienen el nivel, este equipo puede llegar muy lejos, más que el año pasado, cuando ganamos una Liga".

Pero Schuster no se quedó ahí, sabedor de que gran parte de la afición esperaba un fichaje de renombre este año, no quiso esconder la verdad y señaló que "íbamos a hacer un esfuerzo grande para traer a Cristiano Ronaldo este verano, pero era difícil sacarlo de Manchester y no se pudo hacer. Pero estoy convencido de que con la plantilla que tenemos podemos cuajar un año completo. Hay que tener confianza en este grupo, algo que nos vamos a seguir ganando partido a partido".

El alemán tiene una total confianza en su equipo ya que como señala "después de conseguir la Liga, teníamos que formar un equipo nuevo. Hay jugadores que llegaron el año pasado con los que hemos tenido suerte, se adaptaron rápido, y hemos visto que acertamos con ellos. Este año tenemos mucha ilusión, el equipo puede ir a más", pero sobre todo quiso advertir que "hay que ser positivo y demostrar confianza en nosotros mismos para que el público lo haga a su vez con el equipo".



"Quiero pasar muchos años en el Madrid"

Un público que bien conoce Schuster: "El Bernabéu es mi casa, me siento muy cómodo en el estadio. Quiero pasar mucho tiempo aquí. Estuve dos años como jugador, aunque aprendí mucho, conozco y sé lo que quiere ver el público, el Madrid es un club muy especial, aquí hay que ganar títulos sí o sí, pero también al público le gusta ver que jugamos bien. El equipo debe jugar para el público".

En cuanto a la plantilla con la que cuenta esta temporada, señaló que "El Madrid quiso hacer un esfuerzo grande y traer a Cristiano. Sé que con ello ilusionamos al público, y hubo un poco de bajón cuando no vino, pero debe haber confianza en el equipo. Van der Vaart aporta mucho, y el equipo puede ir a más. A la plantilla no le falta calidad".

Además, analizó las tres incorporaciones del equipo, reflexionando que "con De la Red acertamos al dejarle jugar un año en el Getafe, onde incluso pudo jugar la UEFA. A veces duele dejar a un canterano marchar, pero un jugador necesita jugar partidos en Primera, y ahora De la Red puede estar con nosotros. Hoy puede pelear con Diarra, con Gago, Guti y Van der Vaart por un puesto. Javi García me gustó mucho en la pretemporada, y merece estar con nosotros también".

Schuster confiesa haberse llevado una gran felicidad al haber levantado la Supercopa de España derrotando al Valencia, "te da más tranquilidad empezar así la temporada", recordando la manera épica en la que se consiguió la remontada con 9 jugadores, puntualizando que "una cosa es la calidad del grupo, y cómo funciona, pero del Madrid también destaca su mentalidad ganadora, como se vio en la Supercopa".

"Robinho me decepcionó mucho"

El técnico blanco tuvo también palabras calificando la espantada de Robinho el último día de mercado veraniego: "es una decepción que se marchara, y sobre todo las maneras en las que lo hizo. Perdimos un jugador que había demostrado que podía ser importante. La base para ser grande la tenía aquí, en el Madrid. Pensaba que era recuperable, pero la última semana cambió su actitud y se notaba que se quería de cualquier forma. La oferta del City era buena y era lo mejor para el club. Pero nosotros le tratamos bien, y creo que lo mejor para era quedarse aquí".

Próximos fichajes

A pesar de que sabe que será complicado, el técnico blanco no quiso descartar la posibilidad de traer al gún jugador en Diciembre, ya que "cuando Robinho se marchó dejamos una plaza libre para poder incorporar a alguien en invierno. Si hay alguna oportunidad vamos a aprovecharla. Pero no es fácil fichar, y menos alguien válido para el Real Madrid. Pero a lo mejor ni hace falta incorporar a nadie".

Ese "quizá" tiene que ver con la desbordante confianza que tiene el alemán en los suyos, de los que quiso destacar la capacidad goleadora: "no tengo dudas de que el equipo tiene gol. Ruud y Raúl son dos goleadores, y luego Higuaín ha mejorado muchísimo, nos puede dar garantías. También está Saviola, Guti, Van der Vaart, Sneijder, Robben, y todos tienen gol, y a balón parado Pepe, Heinze o Ramos. Tener un equipo con capacidad de hacer gol da tranquilidad", añadiendo en clara alusión al eterno rival, el Barcelona que "otros no tienen esta facilidad para hacer goles".



"En el Madrid tengo el ambiente idóneo para trabajar"

Todo satisfacción, Schuster no quiso dejar pasar la oportunidad para desvelar que "tengo una base para trabajar fenomenal, y no me lo esperaba. El presidente me está dejando trabajar con facilidad y no se mete en el aspecto deportivo. Cuando Calderón se proclamó presidente ya quería traerme como entrenador, pero luego vino Capello. Un año después contactaron conmigo, y yo encantado de venir".

Además, quiso señalar el mágnifico trabajo de Walter Di Salvo en la preparación física del equipo: "hace un trabajo increíble, nunca he visto alguien trabajar como él. La verdad es que sufrimos cuando nuestros jugadores se van con las selecciones, porque ahí no podemos controlarlos". Además puso el ejemplo de Robben, que "ahora está jugando muchos partidos seguidos, algo que parecía impensable el año pasado. Estramos muy bien en el aspecto físico".

Motivos personales

En un plano más íntimo, Schuster confesó que "me costó un tiempo adaptarme como entrenador en el Madrid, a la prensa, al público, detalles que recuerdas como jugador, ero no es lo mismo. Dejar de ser jugador no es fácil, para pasar al rol de entrenador. Es una pena no poder jugar hasta los 60 años. Ahora juego mucho al golf, algo que aprendí cuando era jugador del Madrid. Es un deporte muy tranquilo, que no requiere mucho esfuerzo físico; muchos jugadores de Madrid juegan por la tranquilidad que te trasmite".

"De jugador me gustaba tocar el piano, y con él dormía a mis hijos. Tocar me relajaba, pero es algo que ya no hago", señaló.

Por último comentó como dentro de la plantilla "hay jugadores que me admiran como jugador, como Ramos y Salgado. Sergio lleva mi nombre en unas botas, y eso te hace sentir orgulloso. Cuando yo era joven mi ídolo era Franz Beckenbauer, al que acabé conociendo y supe que tenía mucho en común con él".


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información