Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ojo, que viene Rodríguez Santiago

  • Validó un gol del Espanyol cuando había pitado previamente
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Esta noche en el ring del Santiago Bernabéu, el Real Madrid se mide a un púgil que llega en un momento difícil como es el Sporting de Gijón, pero no deberá relajar la guardia ante el árbitro, porque no sería la primera vez que se lleva un bofetón de Julián Rodríguez Santiago.

Allá donde vaya este colegiado español, la polémica le ha acompañado y de su historial nunca podrá borrar la noche del 18 de septiembre de 2005. En Montjuic se enfrentaban Espanyol y Real Madrid, y en el minuto 67 Jarque aprovechó un despiste de los madridistas a un saque de falta de De la Peña para adelantar a los pericos en el marcador. El problema vino en que el despiste fue provocado porque el señor Rodríguez Santiago pitó antes de que Jarque rematase la jugada, generando cierta relajación en los jugadores blancos (ver vídeo).

El colegiado dio como válido el tanto (el partido terminó además con 0-1), provocando una de las mayores polémicas arbitrales de los últimos años, porque ni siquiera reflejó en el acta lo acontecido. No es la única vez que ha provocado la indignación entre los madridistas, ya que en la temporada 2003-04 ya expulsó a Zidane en un partido en Riazor que a la postre fue definitivo para perder la Liga. Y también le dio como válido un gol a Messi contra el Espanyol en junio de 2007 tras una clamorosa mano muy parecida a la mítica de Maradona contra Inglaterra.

Este año ya ha ejercido en el Atlético-Málaga (4-0) de la primera jornada, pero el año pasado estuvo de baja por una supuesta hepatitis. Tras una campaña en el dique seco y con las dudas sobre su profesionalidad algo mitigadas ya, la Federación ha decidido que Rodríguez Santiago volviera esta temporada, eso sí, sin necesidad de pasar las pruebas físicas pertinentes y sin saberse muy bien los motivos.

LLEVÓ LA POLÉMICA A LA COPA DE LA UEFA

Además de las ya mencionadas polémicas en España (y otras muchas más), este árbitro del colegio castellano-leonés también ha hecho enfurecer a más de uno más allá de nuestras fronteras. Concretamente, en 2005 Rodríguez Santiago fue el encargado de arbitrar el Olympique de Marsella-Dinamo de Bucarest de Copa de la UEFA. Añadió cuatro minutos de prolongación, y cuando faltaban cinco segundos para el final se le ocurrió pitar la conclusión del encuentro.

En ese momento, el balón ya estaba en el aire camino de la portería de Barthez en una preciosa vaselina. Rodríguez Santiago no dio como válido el gol del Dinamo de Bucarest, que hubiera supuesto el empate a dos goles y la clasificación del equipo rumano.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información