Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tulipim-pam-pún gol

  • Los holandeses vuelven a destacar en el inicio de Liga
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid
Cuando Ramón Calderón llegó a la presidencia del Real Madrid, la dirección deportiva decidió reconstruir la plantilla blanca. En estos dos años, han dejado la disciplina madridista 19 jugadores, mientras que se ha fichado a 17, cinco de ellos holandeses. Jugadores como Drenthe, Robben, Van Nistelrooy, Sneijder, y Van der Vaart han dado un aire distinto a este Madrid... sobre todo en sus primeros encuentros de Liga en los han impuesto su ley con el Tulipim-pam-pún... gol.



El miércoles ante el Sporting de Gijón, Rafael Van der Vaart consiguió un hat-trick que le colocó en lo más alto de la tabla de goleadores del campeonato con cuatro goles en otras tantas jornadas. El "23" blanco ya le había mojado la oreja al Numancia en Liga con un fuerte zurdazo, y en su debut con el Madrid en Colombia metió un gol de falta y dio una asistencia. El ex del Hamburgo había generado dudas entre los más escépticos, pero tras apenas un mes y medio en el equipo, lo cierto es que ha cuajado un comienzo bastante notable, ganándose el apodo de "Van der Crack" en algún medio ya.

SNEIJDER FUE LA SENSACIÓN AL INICIO DEL AÑO PASADO

Pero no ha sido el único tulipán cuyo sprint inicial ha dejado boquiabiertos a los aficionados al fútbol. Porque antes de Van der Vaart, otros como Van Nistelrooy, Sneijder y Drenthe ya demostraron la flor con la que llegaron a la capital española. Wesley Sneijder concretamente fue la sensación en el principio de la pasada campaña. El centrocampista anotó el gol de la victoria en el debut liguero ante el Atlético, y la semana después bailó literalmente en El Madrigal, anotando además otros dos goles. A estas alturas, con cuatro jornadas disputadas, muchos ya le calificaban como el mejor refuerzo de la Liga.

Esa misma temporada, antes de que empezara la Liga, Drenthe fue otro de los protagonistas merengues con un gol que ha quedado en la retina de los madridistas, tanto por su belleza como por su improductividad. Fue contra el Sevilla en el partido "supercopero" que perdió el Madrid por 3-5 en el Bernabéu. Royston recibió el esférico cerca de la línea de tres cuartos y, sin dudarlo, disfrazó de misil a ese balón haciendo inútil la acrobacia de Palop por detenerlo. Fue su bautismo de oro ante la afición merengue.

RUUD SE PUSO PICHICHI A LAS PRIMERAS DE CAMBIO

Con Robben lesionado en sus inicios el año pasado, el otro tulipán que despuntó en sus primeros pasos de madridista fue Van Nistelrooy. Ruud llegó hace dos años del Manchester United avalado por los 255 goles que había anotado en sus 13 años de profesional, y no tardó mucho en demostrar su buen hacer. Concretamente, esperó hasta la segunda jornada de Liga para hacer la primera muesca en su rifle desde que llegara a España. Fue contra el Levante, y los granotas sufrieron hasta tres veces la puntería de Ruud "Pichichi" Van Nistelrooy.

Como bien decía Casillas la semana pasada, con cuatro capítulos de Liga superados aún puede ser pronto para sacar conclusiones, pero parece claro que este comienzo tiene tintes naranjas... otro año más.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información