Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los inicios del 'atleta' Gareth Frank Bale

  • DC repasa los comienzos de Bale en Cardiff, el Southampton y el Tottenham
DC repasa los comienzos de Bale en Cardiff, el Southampton y el Tottenham
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

"Los jugadores del Real Madrid son atletas". Ésas fueron las palabras de Pep Guardiola para justificar la derrota del Bayern ante el equipo blanco el pasado mes de mayo de 2014, en la antesala de la Décima Copa de Europa. En el caso de Gareth Bale, no andaba desencaminado el técnico catalán. Y es que Bale, futbolista o atleta, nació para ser deportista de élite, pero la pregunta es si se le habría dado mejor en el atletismo que en el fútbol, dada su punta de velocidad. Aunque el fútbol tampoco se le da nada mal…

Gareth Frank Bale nació en Cardiff el 16 de julio de 1989. Hijo de un conserje y de una administrativo, segundo de dos hermanos, el futbolista galés no empezó a despuntar como futbolista hasta casi la adolescencia. Fue con 9 años cuando el Southampton se fijó en él como jugador de fútbol, durante la disputa de un torneo con equipos de seis jugadores con el Cardiff Civil Service Football Club. Por aquel entonces, Bale ya dejaba atrás a sus rivales a base de explosividad, llevaba el fútbol en los genes (su tío Chris Pike también fue futbolista en el Cardiff City), y su fichaje por el conjunto rojiblanco no se hizo esperar, ingresando en la academia con sede en Bath del equipo británico.

Durante su infancia, Bale brillaba en prácticamente todos los deportes. Además del fútbol y del atletismo, al galés se le daban muy bien el rugby y el hockey. Así, con tan sólo 14 años, el galés era capaz de correr los 100 metros en tan solo 11'4 segundos, menos de dos segundos por encima del récord mundial establecido por Usain Bolt (9'58''). Su profesor de Educación Física en el Whitchurch High School, Gwyn Morris, recuerda cómo el hoy futbolista del Real Madrid no se apartaba del balón a pesar de sus cualidades para todos los deportes: "Tenía condiciones para el atletismo, el rugby y el hockey, pero no había manera de sacarle el fútbol de la cabeza".

Gareth Bale con el Southampton

Bale no tardó en brillar en el Southampton, escalando posiciones en la academia del equipo inglés, con el que terminaría debutando en la élite como lateral izquierdo. En aquella época, el galés compaginaba sus estudios con el fútbol, y en 2005 se graduaba con honores. "Gareth tiene una feroz determinación para conseguir el éxito y tiene el carácter y las cualidades necesarias para lograr sus metas personales. Es una de las personas más desinteresadas que he tenido el placer de ayudar a educar", alega Morris años después de aquello. Entonces, su carrera empezaba a despegar y muy pronto Bale 'volaría' directo hacia el estrellato.

Del colegio a la Premier League

El 17 de abril de 2006, Gareth se estrenaba en el primer equipo del Southampton, convirtiéndose en el segundo talento más precoz de la historia de The Saints. El 6 de agosto de ese mismo año estrenaba su cuenta goleadora ante el Derby County. Su nivel no pasaba desapercibido para nadie. La cadena BBC Wales le nombró mejor jugador joven del año entregándole el premio Carwyn James, recibió el premio al mejor futbolista joven de la Football League (marzo de 2007) y los principales clubes de la Premier League empezaban a seguir sus pasos. Además, John Toshack le dio la oportunidad de debutar con la selección de Gales, convirtiéndose en su segundo partido en el goleador más joven de la historia del combinado galés y en un pilar fundamental del equipo. Así, en verano de ese mismo año el Tottenham no dejó pasar más tiempo antes de contratarle a cambio de 7 millones de libras, que terminarían siendo 10 en base a los objetivos. Bale firmó cuatro años con los Spurs.

En el Tottenham, consiguió hacerse muy pronto un fijo en el once titular, primero como lateral zurdo y progresivamente avanzando su posición hasta terminar jugando casi de delantero. Su explosión terminó de hacerse patente cuando deslumbró a Europa haciendo un hat trick en el Giuseppe Meazza ante el Inter de Milán en Liga de Campeones. Fue la antesala de su última renovación con los Spurs antes de conseguir el récord de goles en una temporada del club londinense, ser nombrado el mejor jugador de la Premier League (2011 y 2013) y fichar por el Real Madrid. Tenía 24 años, el club blanco pagó 91 'kilos' por él y en su primera temporada se convirtió en uno de los héroes de la Décima y le dio al club blanco la Copa del Rey con un gol 'supersónico' en el que destrozó a Bartra.

 

Gareth Bale

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información