Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La consecución del sueño de James: de Banfield a Europa

  • DC repasa el ingreso de James en la élite del fútbol mundial desde Banfield
DC repasa el ingreso de James en la élite del fútbol mundial desde Banfield
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

La aventura de James en Envigado, con el que consiguió regresar a la Primera A de su país, fue el paso previo a su fichaje por Banfield, equipo en el que comenzó a hacerse un nombre a nivel internacional el actual futbolista del Real Madrid. Hace unos días te contábamos cómo fue su infancia y cómo debutó profesionalmente, mientras que hoy vamos a contarte cómo consiguió llegar a Europa y cumplir con el desafío que el profesor Salazar le propuso cuando apenas tenía la edad de un niño de Primaria.

Silvio Sandri, representante de futbolistas, fue el hombre clave en la llegada de James Rodríguez a Banfield. La intención del empresario era ofrecer al futbolista a Boca Juniors, pero en La Bombonera desestimaron su llegada porque consideraban que todavía era demasiado inmaduro. En el club del sur de Buenos Aires, Banfield, no pensaron lo mismo y el colombiano firmaba en 2008 su traspaso por 400.000 dólares. Fue en el conjunto bonaerense donde James, de 16 años en aquel momento, comenzó a demostrar su descaro, visión de juego, capacidad para asociarse y golpeo de balón. Pero no fue coser y cantar, ya que los inicios en Banfield fueron el peor trago en la carrera deportiva del colombiano, que ese mismo año conocería también a su actual esposa, la jugadora de voleibol Daniela Ospina, hermana del guardameta David Ospina y madre de su hija Salomé, nacida en el año 2013.

James, con Banfield

"Fue un proceso difícil. Lloraba mucho, se pasaba el tiempo llamando por teléfono a Colombia, quería volver. Le costó mucho adaptarse porque no estaba a gusto. Además, en Colombia jugaba en Primera y en Banfield en la reserva. Los ejercicios eran mucho más fuertes a los que estaba acostumbrado y no aguantaba más. Y Raúl Wensel (entrenador del equipo reserva) no le daba concesiones. Casi siempre James era el primer cambio", recuerda Sandro Sandri años después. Sin embargo, el representante sabía que Banfield era el lugar ideal para que se forjara un crack: "Lo llevé a Banfield porque era un club que estaba trabajando muy bien en inferiores y muchos de sus jugadores habían llegado a Europa, que era el destino que yo quería para él".

Su objetivo, siempre el Real Madrid

Ya en aquella época, el futbolista colombiano admitía que su llegada a Banfield era un paso previo que debía dar para cumplir su gran sueño: jugar en el Real Madrid: "Cada periodista que se cruzaba en su camino y requería sus impresiones se llevaba la misma respuesta, que llegaba a Argentina como paso previo para cumplir su gran sueño: jugar en el Real Madrid", confiesa el que fuera su representante durante cinco años y medio, hasta que en 2013 se puso en las manos de Jorge Mendes, el hombre que le llevaría finalmente a cumplir su gran sueño.

Sin embargo, ese sueño se veía muy lejos durante los primeros meses en Banfield. James no disponía de oportunidades para jugar, le pedía continuamente a su agente que le llevara de vuelta a Colombia. Luciano Wernicke cuenta en la biografía no autorizada del futbolista que su adaptación fue mucho más complicada por culpa de las envidias de algunos compañeros: "Le costó adaptarse porque fue blanco de burlas, porque cuando se pone nervioso tartamudea un poquito. Tenía varios compañeros que no lo querían, en especial al que quitó el puesto. Como no se podían burlar de su juego a sus espaldas le hacían mofa por su forma de expresarse". Actualmente, casi no se nota ese miedo escénico gracias a la lectura y a que se ha acostumbrado a los focos.

James, con Colombia

Durante los primeros dos meses no jugó ni un partido, pero tras su debut todo comenzó a cambiar. James se convirtió en el futbolista más joven en debutar y más tarde en marcar en Primera División de Argentina. A pesar de que el entrenador Jorge Burruchaga no confiaba en él al principio, la llegada de Falcioni al banquillo de Banfield cambió el escenario. El nuevo técnico se dio cuenta enseguida de la calidad que tenía en sus botas y le dio la titularidad. ¿El resultado? Banfield se proclamaría campeón del Apertura por primera vez en más de 100 años de historia.

Después de jugar 50 partidos y de marcar 7 goles con Banfield, su llegada a Europa comenzaba a acercarse. España pudo ser su destino, ya que el Espanyol llegó a un acuerdo para su incorporación, pero un problema con los avales por los 5 millones de euros que costaba su fichaje impidió a los periquitos fichar al colombiano, que terminó recalando en el Oporto. Udinese o Juventus se quedaron también con las ganas de conseguir sus servicios. Aún no había cumplido 19 años, pero James ya había conseguido dar un gran paso hacia el sueño de su vida: dar el salto a Europa.

Su historia en el viejo continente es conocida por todos: tres Superligas, tres Supercopas y una Europa League fueron su palmarés en el Oporto. En 2011 debutó como internacional absotuto con Colombia y en 2013 dio el salto al Mónaco, paso previo a su fichaje por el Real Madrid. Su actuación en el Mundial de Brasil, en el que consiguió la Bota de Oro como máximo goleador, le catapultó al estrellato definitivo: "Al regresar del Mundial de fútbol, cumplí otro gran sueño que me tomó por sorpresa. Llegué al club más grande del mundo, el Real Madrid. El maravilloso Santiago Bernabéu me esperaba para empezar una nueva experiencia llena de retos y más sueños donde pretendo dar lo mejor de mi", cuenta en su página web oficial. El próximo capítulo está por escribir, pero seguro que lo hará con letras de oro…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información