Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La temporada de los madridistas: Isco

  • Repasamos las actuaciones de los jugadores del Real Madrid en la 2014/2015
Repasamos las actuaciones de los jugadores del Real Madrid en la 2014/2015
Defensa Central Defensa Central

El malagueño se confirmó como uno de los futbolistas europeos con más presente y futuro este año a pesar de iniciar la campaña como décimo segundo hombre para Ancelotti. Las lesiones de los compañeros terminaron por convertirle en uno de los madridistas con más minutos en la temporada.

Isco Alarcón ha vivido una gran temporada deportiva en el Real Madrid, pese a que los últimos meses un mal entendido y un comprensible bajón le pusieron su futuro blanco en entredicho. Nada más lejos de la realidad.

En la campaña recién terminada Isco, individualmente se puede dar más que satisfecho. Pocos tienen el privilegio de escuchar al Santiago  Bernabéu gritar tu nombre y el caso de Isco es una constante. Su juventud y su desparpajo han enamorado al madridismo y este curso no ha sido una excepción.

Y eso que, a priori, tendría sus complicaciones. El costo elevado del fichaje de James Rodríguez prácticamente colocaba al colombiano por delante de Isco en las prioridades del equipo. Y así fue. En un once tipo de principios de campaña, James era el mediapunta y el andaluz se quedaba a la espera, siendo una sustitución segura eso sí.

Hasta la adaptación final del propio James y Kroos, por la disputa del Mundial, Isco ya contaba con muchos minutos de juego, pero fue tras la grave lesión de Modric cuando le tocó dar un paso adelante, paradójicamente hacia detrás, ya que, para aprovechar el hueco dejado por el croata,  tuvo que aclimatarse a moverse por la galleta central. Y vaya si lo hizo.

En un excelente trabajo del cuerpo técnico de Ancelotti y del propio futbolista Isco se aclimató a la perfección a jugar al lado de Kroos, convirtiéndose en un trabajador incansable tanto en ataque como en defensa, la nueva virtud descubierta en el talentoso español. Esta mejoría encandiló a la afición del Real Madrid.

Y así se hizo con el público, y así se hizo como indiscutible en la alineación. En Champins, en Liga y en todas las competiciones. Lo mejor era que su calidad ofensiva no se perdía y seguía sumando goles y asistencias.

Curiosamente, arecía que las lesiones de sus compañeros ‘estaban de su parte’. Cuando quedaba poco para el retorno de Modric, fue James el que cayó lesionado, llegando a parar dos meses. En esta ocasión el ex del Málaga dispuso en su posición natural, por detrás de los delanteros. Un lujo.

Sin embargo, el peor momento de la temporada para él estaba por llegar. Una vez Ancelotti tuvo a la plantilla al completo, Isco vio cómo su rol inicial lo iba a tener en el banquillo y de sus declaraciones podía desprenderse disconformidad, generando un debate en la prensa. Poco después, el propio futbolista matizó sus palabras aludiendo que se habían sacado de contexto.

Sea como fuere, Modric volvió a lesionarse e Isco se recolocó en el equipo. Pero la temporada llegaba a su fin y sus energías también. Paralelamente a la caída física del equipo, Isco no pudo recuperar su mejor nivel, pero siempre con detalles de calidad.

Al final del curso, crack andaluz sumó 6 goles –golazos- y 14 asistencias.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información