Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El nuevo Madrid no será recto y uniforme

  • Benítez realizará múltiples variantes antes y durante los partidos
Benítez realizará múltiples variantes antes y durante los partidos
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid 2015-2016 no será un equipo rígido, inmovilista y con escaso rigor táctico. Benítez quiere sacarle el máximo provecho a la plantilla. Para ello, ha preparado multitud de variaciones tácticas, sistemas y jugadas de estrategia para la plantilla con el mayor potencial del fútbol europeo.

 

Partiendo de un sistema 1-4-2-3-1, Rafa Benítez utilizará numerosas variantes; el sistema favorito del técnico blanco se convertirá en muchas ocasiones en un 4-4-2 con dos delanteros, dos extremos bien abiertos y dos centrocampistas que lleven la manija del partido. Además, la opción del 4-3-3 también está sobre la mesa, eso sí, descartando en un principio la idea de colocar a Bale en banda derecha. Benítez está convencido que el rendimiento del galés será el mejor si juega ‘pegado’ a la banda izquierda o por detrás del delantero.

Más allá de sistemas de juego, el nuevo Madrid tendrá variantes en todos los sentidos. Se presume un equipo mucho más trabajado en lo táctico, con las líneas muy juntas, Benítez quiere que el equipo presione armónicamente y se esmerará para que el nivel físico de la plantilla sea siempre óptimo.

La polivalencia es un arma al que sacarle jugo en este Madrid; de centro del campo en adelante, el equipo tiene alternativas para todos los gustos. Jugadores como James, Kroos, Modric, Isco, Cristiano Ronaldo, Benzema o Bale pueden jugar en diferentes posiciones. Benítez no será un entrenador rígido. Pretende huir de un sistema predefinido para sacarle un rendimiento máximo al mejor grupo de jugadores del mundo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información