Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sergio Ramos no es Özil o Di María

  • Nadie quiere que se ensucie la relación entre club y jugador
Nadie quiere que se ensucie la relación entre club y jugador
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid no quiere repetir lo vivido las dos últimas temporadas con las salidas de Özil y Di María, que se fueron reclamando más dinero. El club entiende que el de Ramos es un caso especial y hará lo posible por destensar la cuerda.

La relación del Real Madrid con Sergio Ramos está al borde del abismo, pero ambos quieren encontrar la solución. Ante la pretensiones económicas del central, frente a la negativa del club, mucho se ha comparado la situación con las anteriormente acometidas por Ozil y Di María en cursos anteriores, donde ambos futbolistas se llevaron el 'no' y acabaron saliendo por la puerta de atrás y fracasando en sus nuevos equipos.

Sergio Ramos es un caso aparte. Su condición de segundo capitán demuestra el madridismo que lleva el de Camas en el corazón. No en vano, ha dado una década de entrega a la afición del real Madrid y encima se convirtió en el auténtico héroe de la ‘Décima’.

Florentino tiene sus escalones y sus normas internas, pero el caso de Ramos tiene ese aura especial, por lo que no se quiere llegar al punto de Ozil y Di María. De ahí, que ambas partes busquen el acuerdo que pueda dejar satisfecho a las tres aristas. Al club, al jugador y, sobre todo, al madridismo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información