Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La estabilidad de Varane le da un puesto en el once

  • Ante las dudas sobre el futuro de Pepe y Ramos, el francés será clave
Ante las dudas sobre el futuro de Pepe y Ramos, el francés será clave
 Defensa Central Defensa Central

Cuando hace poco más de un mes la temporada acabó para el Real Madrid pocos podían pensar que gran parte de la atención de este verano la iba a centrar Sergio Ramos. Sin embargo, a 27 de junio la continuidad del sevillano para la próxima temporada no está asegurada, lo que refuerza aún más las intenciones iniciales de Rafa Benítez de que Raphaël Varane sea el próximo curso uno de sus grandes 'intocables'.

Al francés le ha costado ganarse un puesto en el once. Primero con Mourinho no pudo pasar de su condición de gran promesa por su descarada juventud, mientras que con Ancelotti sólo las lesiones de Ramos y Pepe le permitieron ser un habitual en el equipo durante la última campaña.  Pero la paciencia suele dar frutos y este verano promete marcar un punto de inflexión en la carrera de Varane. Más que nada porque por ahora se parecen estar dando todas las circunstancias a favor de que el jugador sea un titular habitual en los onces de Rafa Benítez, ya que sus dos grandes competidores por el puesto tendrán que superar ciertas dificultades si quieren tener minutos el curso que viene con el equipo.

En el caso de Ramos las dudas son lógicas y evidentes, porque él mismo ha pedido dejar el Real Madrid, aunque en el club esperan que recapacite y tras las vacaciones puedan alcanzar un acuerdo para renovarle. La intención es aclarar este asunto cuanto antes para evitar que el sevillano esté descentrado durante la pretemporada, aunque mientras esto no ocurra es muy probable que esté por detrás de Varane en las rotaciones del equipo. Y por su parte, las dudas de Pepe van más por donde estará a partir del 30 de junio de 2016, fecha en la que finaliza su contrato, aunque parece claro que al menos el año que le resta lo cumplirá en Concha Espina.

De todas formas, Pepe tiene 32 años y Benítez ya tiene tomada desde hace tiempo la decisión de que Varane también esté por delante suyo a la hora de confeccionar los onces. El galo es el futuro, mientras sus dos compañeros por ahora sólo son el presente. Y bajo esta situación resulta lógico concluir que la gran apuesta del entrenador será la próxima temporada el jugador de Lille. Tanto por juventud como por estabilidad dentro del club, ya que en septiembre del año pasado renovó hasta 2020. Sobre él no hay ningún tipo de dudas y eso indudablemente le coloca en la 'pole position' de los centrales merengues.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información