Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Castilla, masacrado por los árbitros

  • Siete rojas en siete partidos. El Barca Athletic sólo dos
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid
Como ya ocurriese hace dos temporadas con el Castilla, en la campaña 2006-07 en Segunda División, el filial blanco vuelve a tener un enemigo más que el resto de sus rivales en Liga: los colegiados. Si en aquella temporada, el equipo dirigido por Míchel bajó a Segunda B, tras 15 expulsiones, 1 cada casi tres partidos, en esta campaña el Castilla es líder y lucha por volver a la categoría de plata, pero con arbitrajes tan vergonzosos como los que recibe, le será bastante más difícil.



Tras siete jornadas en la categoría de bronce del fútbol español, el Castilla es líder, con 15 puntos, empatado en lo alto de la tabla con el Murcia B, e invicto, con cuatro triunfos y tres empates. Y eso que en CINCO de los siete partidos disputados ha jugado don uno o dos jugadores menos, acumulando 7 expulsiones, si incluimos la última del encuentro disputado en Alcorcón el pasado domingo, donde el técnico del filial blanco, Lopetegui, vio también el camino de los vestuarios antes de tiempo.

SÓLO EN DOS PARTIDOS NO HA JUGADO EN INFERIORIDAD

En la primera jornada, en el debut en Vecindario, victoria por 0-2 con un jugador menos, tras ser expulsado por doble amarilla Chema Antón. En la segunda fecha, empate a dos contra el Sangonera con diez, por roja directa a Tébar. En la tercera jornada, nuevo triunfo a domicilio, 2-3 contra el Alfaro, expulsión de Palanca incluida. En la cuarta fecha, de nuevo tablas en Valdebebas ante el Murcia B 2-2, con nueve jugadores por las expulsiones de Javi H. y Mateos. En la quinta y sexta jornada, ante el Lorca y el Águilas respectivamente, el equipo no sufrió otro zarpazo arbitral, pero fue sólo un espejismo. En la última jornada, el pasado domingo en Alcorcón, Velayos vio la roja directa y hasta el técnico Lopetegui fue expulsado por protestar.

LA COMPARACIÓN CON EL BARÇA ATHLETIC ES ESCANDALOSA

Como ocurre con el primer equipo, que es tratado injustamente en comparación con el Barça, en los filiales ocurre tanto de lo mismo. El equipo que dirige Luis Enrique no está muy bien situado en la tabla del grupo III de Segunda B, ya que es 15º con siete puntos, al igual que el cuarto por la cola, por lo que ve muy de cerca el descenso. Pero no podrá achacar esa situación a los colegiados, sino más bien todo lo contrario. Sólo ha visto dos rojas en su contra y una de ellas, en la segunda jornada, en el Mini estadi, contra la Gramanet, fue rápidamente comepnsada con otra del rival para de este modo ganar 2-0.

Esperemos que esta racha de expulsiones y malos arbitrajes al Castilla vaya poniendo su fin porque el filial blanco tiene equipo para aspirar al ascenso y sólo el estamento arbitral podría echar por tierra tanto y tan buen trabajo de los de Lopetegui.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información