Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El nuevo debate que se le presenta a Benítez

  • El técnico debe empezar a elegir
El técnico debe empezar a elegir
Defensa Central Defensa Central

Si alguien se pensaba que el debate de la portería del Madrid se acababa con la salida de Iker Casillas del equipo blanco, se equivocaba.Casilla cogió ayer sábado un vuelo con destino a Australia y en breve estará a disposición de Rafa Benítez. La lucha con Keylor por la titularidad está servida.

Una de las decisiones más difíciles que tendrá que tomar Rafa Benítez será la de que guardameta debe ser el titular a lo largo de la temporada. Tanto Casilla como Keylor Navas son porteros de un alto nivel, por lo que serán los pequeños detalles los que determinen cual de los dos será el elegido por el técnico madrileño. Keylor ha hecho un gran esfuerzo por empezar la pretemporada con el Real Madrid. Renunció a la Copa América para tratarse sus molestias en el tendón de Aquiles y ha acortado en una semana los plazos de recuperación. Casilla , en cambio, se unirá al grupo 10 días después de que arrancará la pretemporada blanca, pero llega en plena forma. El jugador catalán ha estado entrenándose a tope con el Espanyol a sabiendas de que su fichaje por el Madrid podía cerrarse en cualquier momento.

Lo que si ha cambiado, con respecto al debate cuando estaba Iker Casillas, es que los dos guardametas parten del cero. El tema Casillas estaba viciado desde hace varios años y eso no beneficiaba a nadie. Ahora eso no ocurre. Navas tiene a su favor su agilidad felina y sus grandes reflejos. No es un portero excesivamente alto, pero tiene una gran capacidad de reacción que le hace ser un portero muy difícil de batir. Es un portero con pocos defectos, pero si hay algo en lo que tiene gran margen de mejora es en las salidas por alto. Es cierto que no es común verle grandes fallos, pero en esta faceta Kiko Casilla es superior al portero 'Tico'.

En cambio Casilla, al ser un portero con mayor estatura, tiene más problemas que Keylor a la hora de ir al suelo. Su juego por alto es excepcional y trasmite gran seguridad a la defensa en esas situaciones, pero su agilidad y reflejos son menores que los del guardameta costarricense. En el juego con los pies los dos porteros tienen un nivel bastante alto. Ambos son capaces de desplazar el balón con cierta facilidad a largas distancias, algo que ayudará a la salida de balón del equipo merengue.  Benítez, junto con sus ayudantes, son los que tienen la papeleta de decantarse por uno y dejar al otro en el banquillo. En breve los dos guardametas comenzarán una lucha por la titularidad de la portería del Real Madrid. Una lucha que se prolongará durante toda la temporada. Suerte, Benítez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información