Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El mensaje de Sergio Ramos a sus compañeros

  • Para 'tranquilizar' la situación
Para 'tranquilizar' la situación
Defensa Central Defensa Central

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y Sergio Ramos se reunieron en el hotel Carlton Ritz de Guangzhou justo antes del partido de los blancos ante el Inter de Milán. Futbolista y dirigente firmaron la paz y parece que la renovación del central se sellará en Madrid.

Después del encuentro mantenido entre Florentino Pérez y el capitán del equipo merengue, prácticamente todo ha quedado solucionado. El sevillano renovará con el club de su vida y todo hace indicar que se retirará vistiendo la camiseta con el escudo del Real Madrid. El jugador ya ha tranquilizado al resto de sus compañeros, que vivían con cierta incertidumbre la posible marcha del camero con destino Manchester.

Los propios jugadores que atendieron a los medios después del partido contra los italianos admitieron que están seguros de que el '4' madridista continuará en el Santiago Bernabéu. Entre ellos, el propio Jesé que no dudó en afirmar que Sergio Ramos es el Real Madrid y que es imposible que se marche. Esta noticia ha sido recibida con una gran alegría por todos los compañeros del internacional español que no querían perder por nada del mundo al líder del grupo. 

El tema de la renovación del jugador es algo que viene de lejos. Ya hace un año, Sergio y el club comenzaron las conversaciones. Tanto la entidad como el futbolista estaban dispuestos a llegar a un acuerdo que beneficie a las dos partes, pero llegó un punto en que las negociaciones se estancaron. Ramos pedía una cantidad y Florentino no tenía intención de llegar a esos números que el sevillano exigía, y ahí quedó la cosa.

Todo esto cambió con el encuentro que tuvieron. Según la información del diario ABC, en la reunión producida en el día de ayer, lunes, tanto el mandatario blanco como el capitán hablaron cara a cara y de forma muy clara. Ambas partes expusieron sus ideas y el resultado no pudo ser mejor. Llegaron a un entendimiento y todo ha quedado pendiente para cuando regresen a la capital de España, pero la renovación del jugador está casi sellada.

El Real Madrid estaba molesto con Ramos por las filtraciones que había realizado sobre la oferta de renovación que el club le había propuesto. El jugador la consideró una ofensa. 7 millones de euros no le parecían suficientes y cree que su rendimiento dentro del terreno de juego merecía una ficha más alta. Por otro lado, al andaluz no le hacía gracia la fama de pesetero que se le había puesto por pedir diez millones de euros. Dichas las cosas, todo parte de cero para que el de camas se quede en el equipo blanco hasta 2020.

Tras este encuentro, el sevillano se va a pronunciar, pero no como le pedía Louis Van Gaal. Al contrario. Sergio va a decir en los próximos días que quiere quedarse en el Real Madrid hasta que se retire. El capitán hará esto para demostrar que el conjunto merengue es el equipo de su vida y que está dispuesto a cualquier cosa por renovar. Lo que si le ha pedido el jugador al máximo mandatario blanco es que el club reconozca su rendimiento durante los 10 años que lleva en la entidad.

Pérez llegó el pasado lunes a China con una nueva oferta de renovación. Ya no serán 7 millones, pero tampoco 10. El presidente le puso encima de la mesa un contrato de 5 años más, a razón de 8 millones limpios por cada una de las temporadas. Por su parte, Ramos estaría dispuesto ha conformarse con 9, así que las posturas cada vez están más cerca para que todo llegue a bueno puerto y el héroe de la Décima permanezca en el Real Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información