Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'trono' de Casillas busca heredero

  • DC repasa quiénes han sido los grandes porteros de la historia del Real Madrid
DC repasa quiénes han sido los grandes porteros de la historia del Real Madrid
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

Tras la salida de Iker Casillas del Real Madrid, ha quedado bajo los palos del Santiago Bernabéu un gran hueco a ocupar. El de Móstoles ha sido el octavo gran portero de la historia del club blanco, después de cancerberos como Ricardo Zamora, José Bañón, Juan Alonso, Betancort, Miguel Ángel, García Remón o Paco Buyo, todos ellos con más de 100 partidos a sus espaldas defendiendo la meta madridista. Ahora, el 'trono' que tradicionalmente ha sido la portería del Real Madrid busca nuevo rey y tiene tres candidatos: David De Gea, Keylor Navas y Kiko Casilla.

Rafa Benítez cuenta con dos grandes porteros en su plantilla, pero el Real Madrid no sólo quiere buenos jugadores: quiere a los mejores. Es por eso que Florentino Pérez quiere hacer del fichaje de David De Gea el bombazo del verano. El presidente del club blanco considera que el ex del Atlético de Madrid sería el heredero más digno para la portería del Real Madrid, que busca un nuevo histórico. A lo largo de todos los tiempos, hasta 55 guardametas han defendido la elástica blanca en el campeonato nacional de Liga, pero sólo unos pocos elegidos superaron el centenar de partidos. Concretamente fueron siete, siendo Casillas el último de ellos.

Ricardo Zamora fue el primer gran portero en la historia del Real Madrid. Apodado como el Divino, llegó al club blanco procedente del RCD Espanyol en 1931 y defendió la portería merengue hasta en 82 partidos, encajando 100 goles y manteniendo su meta imbatida en 25 ocasiones. El heredero de Zamora fue José Bañón, portero alicantino que llegó procedente del Hércules en 1943, después de que hasta siete guardametas intentaran sin éxito hacerse dueños de la portería del Real Madrid. Una lesión de pulmón le obligó a retirarse seis años más tarde, con 132 partidos a sus espaldas y 197 goles encajados. Fue el primer portero centenario en la historia del club blanco y, tras su retirada, 'nombró' a su sucesor: Juan Alonso.

Si Bañón fue el primer portero en superar el centenar de partidos como madridista, Juanito Alonso fue el primero en superar los dos centenares. Pese a que llegó como tercer portero inicialmente, aprovechó las lesiones de sus dos competidores para hacerse con la titularidad. Jugar en el Real Madrid nunca fue un camino de rosas para él, ya que tuvo que competir con hasta 10 porteros diferentes durante los 12 años que estuvo en el Real Madrid. Finalizó su trayectoria de blanco con 225 partidos jugados y 332 goles encajados.

El siguiente gran portero en la historia madridista fue Betancort. Guardameta canario, jugó nueve temporadas entre dos etapas en el Real Madrid, llegando a disputar un total de 127 partidos y encajando 101 goles. Fue el primer gran portero de la historia merengue que logró encajar menos goles que partidos disputó, completando hasta 51 encuentros imbatido bajo los palos. El empuje de Miguel Ángel, uno de los grandes porteros de la década de los 70, terminó por arrebatarle el sitio. Ya con Betancort fuera del Real Madrid, la entrada en liza de García Remón supuso uno de los mayores debates en la historia de la portería blanca hasta el caso Casillas.

Y es que Miguel Ángel y Mariano García Remón cohabitaron en la portería del Real Madrid durante quince largos años (1971-1986), en los que ambos compartieron la responsabilidad de defender la portería de forma alternativa. A su retirada del fútbol en activo, el primero había disputado 247 partidos y encajado 262 goles, mientras que el segundo había jugado 177 partidos y encajado 164 goles. Pese a que García Remón es más recordado, especialmente por sus intervenciones ante el Dinamo de Kiev en Odesa que le valieron el apodo de 'el gato de Odesa' (a Miguel Ángel se le conocía como el 'gato' a secas), las numerosas lesiones que padeció le impidieron tener tanto protagonismo como su competidor y de algún modo 'facilitaron' una situación que en aquel momento no resultó tan polémica ni traumática.

Con la salida de Miguel Ángel y García Remón a mediados de los 80, el Real Madrid se fijó en el que, con los números en la mano, ha sido el mejor portero en la historia del club: Paco Buyo. Se ha hablado mucho de Casillas porque durante años fue el Santo de la portería merengue y por la cantidad de títulos logrados, pero la realidad es que el gallego consiguió mejores números que Iker bajo los palos del Bernabéu. En 343 partidos, 318 goles encajados y un total de 140 partidos completados sin encajar gol. Buyo fue el gran portero de la década de los 80 y los 90 en el equipo blanco, dejando un vacío en el Real Madrid que ocuparía Casillas tras el breve paso de Cañizares o Illgner por la portería merengue. Iker finalizó hace unas semanas su periplo en el club blanco con 510 partidos y 525 goles encajados en el campeonato de Liga. Tras el de Móstoles, el madridismo espera que otro gran portero adquiera los galones para defender con tesón la meta merengue durante muchos años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información