Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Con Benítez vuelve el doble pivote 'especial'

  • Repasamos las últimas parejas de centrocampistas que han tenido los blancos
Repasamos las últimas parejas de centrocampistas que han tenido los blancos
Alejandro Albaladejo- El Reportaje Alejandro Albaladejo- El Reportaje

Con Rafa Benítez en el banquillo del Real Madrid, el doble pivote volverá a ser el gran protagonista del centro del campo blanco. Durante la etapa de Ancelotti, esta pareja de mediocentros apenas se utilizó y solo era un jugador el encargado de sostener toda la medular. Pero este sistema ha venido siendo habitual durante los últimos años. La mayoría de los entrenadores considera que ahí es donde se ganan y se pierden los patidos y buscan reforzarlo colocando a dos jugadores que abarquen la mayor cantidad de terreno posible. De cara al curso que viene, la pareja en el doble pivote será, casi con total seguridad, la formada por Toni Kroos y Luka Modric, ambos capaces de jugar el balón de manera brillante y a la vez con una capacidad de sacrificio defensivo que en la mayoría de los partidos le puede valer al conjunto blanco.

Pero no todos los dobles pivotes que ha tenido el Real Madrid en los últimos años han sido de la categoría del croata y el alemán. Si nos vamos 10 años en el tiempo, todos los madridistas recordarán esa dupla formada por el uruguayo Pablo García Thomas Gravesen. Sin duda una de las parejas más singulares que ha pisado, y seguramente pisará, el césped del Santiago Bernabéu. Ambos llegaron en el año 2005 de la mano de Vanderlei Luxemburgo, luego hablaremos de su cuadrado 'mágico', y aunque no eran titulares indiscutibles, lo cierto es que durante ese año Pablo García disputó 22 partidos de Liga y Gravesen 17. El momento en el que coincidían en el campo merecía la pena prestarles toda al atención posible. Espectáculo a raudales. El danés apenas duró un año en Chamartín y a los 365 días se marchó por donde llegó. el uruguayo, por el contrario tardó tres temporadas en desvincularse del equipo blanco, aunque es cierto que salió cedido a varios equipos y jamás volvió a jugar con la camiseta merengue.

En ese mismo año, la pareja más utilizada por el entrenador madrileño fue la de Guti-Beckham. Era el llamado por aquel entonces, cuadrado mágico de Luxemburgo. Un sistema en el que no había extremos y en el que juntaba a Zidane y Baptista por delante del español y el inglés, que eran los encargados de defender los ataques de los rivales. Nadie duda de la calidad de ambos jugadores, pero el canterano jamás ha servido para bajarse al barro. Su estilo de juego era muy diferente. Una pierna zurda exquísita y que jamás se ha vuelto a ver por el Bernabéu. Y Becks un poco más de lo mismo. Un guante en la pierna derecha. Ponía el balón donde el quería, pero a pesar de que se esforzaba por defender, sus cualidades como jugador distaban mucho de las que necesita un mediocentro puro

Otro ejemplo de que en el Real Madrid no siempre han manejado el equipo jugadores de alta calidad, es el centro del campo formado porMahamadou Diarrá y Emersón. Fue durante la temporada 2006- 2007 con Fabio Capello en el banquillo. La fama de defensivo que se ha ganado a pulso durante la trayectoria del italiano tuvo su máximo aquel año. Dos jugadores de corte muy parecido a los que le costaba mucho sacar el balón jugado. Fue el año del Tamudazo y de las remontadas imposibles. Teniendo en cuenta quien llevaba la manija del equipo hay que darle muchísimo valor a la conquista de aquella mítica Liga. 33 partidos de 38 para el malí y 28 para el brasileño. Emersontan solo duró un año en el Real Madrid y cuando finalizó la temporada hizo las maletas y se marchó al Milan, por el contrario, Diarrá si estuvo más temporadas en el club, pero las lesiones hicieron que apenas jugara en los años posteriores. En 2011 se marchó al Mónaco y más tarde al Fulham, pero tuvo que retirarse en 2013.

Por último nos vamos a la etapa de José Mourinho en el banquillo de Chamartín. La pareja de doble pivote más utilizada por el entrenador portugués era la de Xabi Alonso y Sami Khedira. El español mucho más posicional y táctico. Uno de esos jugadores que siempre hay que tener en una plantilla. Lo mismo te robaba un balón lanzándose al suelo que te hacía un pase de 70 metros al pie del compañero. Un fijo para todos los entrenadores que ha tenido desde que comenzara su carrera como profesional. Para Mou era su prolongación dentro del campo. Por otro lado estaba Khedira, el alemán era mucho más anárquico, abarcaba mucho más terreno que su compañero. Su despliegue físico en todos los partidos era de admirar, pero con el balón en los pies le costaba un poco. Siempre sabía elegir los momentos en los que debía descolgarse y llegar al área rival, pero su disciplina le hacía retornar de inmediato a su posición de partida en el centro del campo. Es una de las parejas más equilibradas de los últimos años, y si la comparamos con la actual podemos decir que en construcción de juego y calidad, la de ahora es más potente, pero en cuanto a capacidad defensiva y rigor táctico la formada por Alonso y Khedira era 'top'.

Luka Modric y Toni Kroos va a ser la pareja elegida por Rafa Benítez para la nueva temporada. Ninguno de los dos futbolistas necesita presentación, sus trayectorias hablan por sí solas. El ex jugador del Bayern de Múnich lo ha ganado prácticamente todo. A sus 25 años es campeón del mundo con la selección y campeón de Europa con el conjunto bávaro. Capaz de echarse a la espalda a un equipo como el Real Madrid y hacer que nadie se acuerde de un jugador como Xabi está a alcance de muy pocos. Todo el juego ofensivo pasar por él y su capacidad a la hora de defender ha crecido mucho en el último año. Ancelotti lo colocó de medio centro puro, posición a la que no estaba acostumbrado, pero su adaptación fue excelente. En algunos momentos se le notó que no dominaba del todo algunos conceptos del centrocampista defensivo, algo de lo que se habrá encargado Benítez desde su llegada a la nave blanca. Modric es el acompañante idóneo. Si alguien está en apuros, balones a Modric. El croata tiene una facilidad para leer el juego que es muy difícil de ver en un futbolista. Esta será su cuarta temporada de blanco y ya nadie duda de que los 40 millones que se pagaron por él fueron una buena inversión.

Con esto, se intenta mostrar, la evolución que ha tenido el Real Madrid en los últimos 10 años en cuanto a dobles pivotes se refiere. En 2005 el cuadro blanco estaba totalmente roto y desectructurado. Fue una mala época para cualquier aficionado merengue. Ahora, 10 años después podemos decir que la coas ha ido a mejor. Ya no se pone cualquiera la camiseta del mejor equipo del mundo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información