Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Al Real Madrid le faltó la salsa del gol en Gijón

  • El equipo de Benítez dominó el partido en El Molinón, pero no encontró la vía para marcar (0-0).
Sporting 0-0 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

La tarde del domingo no empezaba especialmente bien para el Real Madrid. Más allá de las victorias previas de Atlético de MadridBarcelona, el equipo blanco se encontró a su llegada al campo de El Molinón con una desagradable sorpresa. Su autobús sufría una serie de impactos provocados por los aficionados locales que terminaban por abollar el vehículo que trasladó a la expedición merengue al feudo asturiano. Un detalle lamentable y que la Liga, si tiene seriedad, debería poder sancionar.

Más allá del incidente anterior al silbido inicial del árbitro lo cierto es que la primera parte del Sporting-Real Madrid fue bastante entretenida. Con el Real Madrid dominando el partido y la pelota, y los locales contragolpeando al más mínimo error en el control o pase de los chicos de Benítez.

Eso sí, la primera ocasión del partido fue la más clara del primer acto para los blancos. Un pase genial de Modric a la espalda de la defensa para la carrera de Gareth Bale permitió al galés regatear a Cuéllar e intentar un gol casi sin ángulo. Le faltó poco para lograrlo, pero no lo consiguió. Un Bale que de haberse tirado al suelo cuando Cuéllar intentó frenarle hubiera podido provocar alguna duda en el árbitro e irse a los 11 metros. En cualquier caso, el ex del Tottenham fue más de fair play que de pillería. Otros, en otros campos y en otros equipos, no pueden decir lo mismo.

La intensidad del Sporting en la presión era exagerada. En apenas 20 minutos de partido los locales ya habían cometido cuatro faltas, mientras que el Real Madrid no tenía ninguna en su casillero. A pesar de ello, nadie se escondía en el equipo de Benítez. Con más o menos acierto, los Bale, Cristiano, Jesé o Isco pedían el balón para intentar generar peligro. De hecho, dos de los mencionados, Isco primero y Cristiano Ronaldo después iban a estar cerca de poner el 0-1 pero el disparo del malagueño se marchó alto por poco y el del portugués fue bien despejado abajo por el portero Cuéllar.

Sin embargo, un contragolpe del Sporting estuvo a un pelo de costarle caro al Real Madrid. Lo de un pelo puede tomarse como una metáfora pues el cabezazo del delantero local, Sanabria, pegó en el larguero y botó junto a la línea de la meta de Navas. Haría falta un ojo de halcón de máxima precisión, pero a la vista humana dio la sensación de que el cuero sí tocó algo de línea cuando impactó con el suelo.

Ficha técnica

Sporting 0: Cuéllar; Lora, Luis Hernández, Bernardo, Isma López; Sergio, Cases; Carmona (Rachid 85’), Sanabria, Jony (Álex 76’); Guerrero (Muñiz 71’)

Real Madrid 0: Keylor Navas; Danilo (Carvajal 84’), Varane, Ramos, Marcelo; Kroos, Modric; Cristiano, Isco (Kovacic 70’), Bale; Jesé (James 55’)

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a Cases, Carmona, Jony, Sergio

Estadio: El Molinón.

Después del susto, el Real Madrid dio la correspondiente réplica. Un balón cruzado, a la espalda de la defensa, tenía como objeto el remate de Cristiano Ronaldo, sin embargo, al portugués le agarraron por el hombro y le tiraron al suelo. Penalti de libro que el árbitro del partido, el catalán Estrada Fernández, se tragó de forma calamitosa.

Tras el paso por los vestuarios el Real Madrid vio como un segundo susto importante pasó cerca de su portería. El cabezazo de Carmona, llegando desde atrás y anticipándose a Marcelo, estuvo cerca de superar a Keylor Navas.

A partir de aquí, toda la segunda mitad fue de claro dominio madridista. A Keylor Navas no se le volvió a ver y fue el portero local, Cuéllar, el que se convirtió en el héroe local para terminar sacándole dos puntos al Real Madrid.

El cuadro de Benítez lo intentó por tierra, mar y aire, sin embargo, los blancos no encontraron la tecla que les abriera el marcador. Incluso el técnico blanco dio entrada a Kovacic mediado el segundo acto para tratar de desatascar la situación. El Sporting resistía y Cuéllar se convirtió en su salvador con una gran parada en el minuto 83 de partido a lanzamiento lejano de Cristiano Ronaldo. El Madrid murió en el área local pero no encontró premio. El punto final, como es lógico y tras lo visto en el campo, supo a muy poco.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información