Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid se blinda contra la crisis

  • El club blanco muestra sus credenciales para superar con éxito el desplome financiero
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El Real Madrid está en buena posición para afrontar la crisis económica mundial. En los dos últimos días, José Ángel Sánchez, director ejecutivo del club, y Pedja Mijatovic, director deportivo, han manifestado su convicción de que la entidad está bien preparada para afrontar los momentos de incertidumbre financiera que van a asolar los mercados durante el próximo par de años. "Es una situación compleja de la que el Real Madrid está bien protegido. No tenemos incertidumbres severas, el Madrid en una sociedad sólida", señaló José Ángel Sánchez en Realmadrid TV.

Que el Real Madrid sea el club con más ingresos del mundo, lógicamente, ayuda. La posible inflación en el mercado provocada por la irrupción de multimillonarios en la industria futbolística, como bien la definió Mijatovic, no debería ser obstáculo para seguir reforzándose con grandes nombres: de momento, como indicó Pedja entre sorbo y sorbo de café, el Real Madrid tiene algo que los rivales adinerados no tienen, la historia, los títulos y el valor del escudo.

Además, el Real Madrid ha sabido invertir en estas últimas temporadas en jugadores muy jóvenes que garantizan el futuro al máximo nivel deportivo de la entidad. Las cuentas, gracias a la exitosa política de traspasos (130 millones de euros ingresados en las dos últimas campañas), están saneadas y por primera vez en su historia el club ha alcanzado los 400 millones de euros de presupuesto anual y promete mantenerse en continuo crecimiento.

PROBLEMAS POR TODAS PARTES.

Mientras, en España hay varios equipos que están empezando a pasarlo muy mal. En España, la ingente deuda que arrastra el Valencia (de unos 800 millones de euros) no podrá ser saneada en un corto periodo de tiempo. El Barcelona, por su parte, trata desesperadamente de consolidar dos pelotazos urbanísticos en Les Corts para limpiar de telarañas la caja fuerte.

Fuera de nuestras fronteras, en Italia se rumorea que la empresa de crédito Unicredit le ha reclamado a la Roma el pago de 130 millones de euros antes del 31 de diciembre de los 365 que le fueron hipotecados, lo que provocó el desplome de los títulos del equipo capitalino italiano en la Bolsa romana. Las acciones de la Lazio también sufrieron un serio descalabro bursátil cuando se conoció que otra empresa crediticia tuvo que sufragar los gastos de inscripción del equipo en la Serie A. Juventus, Sampdoria y Fiorentina también han visto cómo el valor de sus títulos sobre el parqué se ha reducido casi a la mitad en estas últimas semanas. Nadie está a salvo.

Ni siquiera en la todopoderosa Premier inglesa, donde esta misma semana se conoció que los clubes arrastran varios miles de millones de euros de deuda. Lord Triesman, presidente de la Football Association, la Federación Inglesa, es cauto pero no se fía del todo: "La deuda es astronómica, pero no dramática. Afortunadamente, todos los clubes tienen varios contratos de esponsorización que evitan los riesgos, pero lo peor está por venir". Eso peor es, simplemente, cuando esas relaciones contractuales venzan y haya que renegociar unas nuevas, lógicamente a la baja. Entonces sí que el fútbol inglés puede sumirse en el caos más absoluto.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información