Ir a versión clásica Ir a versión móvil

James y Bale despachan al Betis con una goleada

  • El Real Madrid jugó un gran partido en el Bernabéu y goleo al Betis por 5-0.
Real Madrid 5-0 Betis
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

Mucho se había hablado durante la semana de la falta de puntería que tuvo el Real Madrid en Gijón. Un debate recurrente, sí, pero con la posibilidad de perdurar en el tiempo como un buen caramelo en la puerta del colegio. No en vano, los blancos no tardaron ni dos minutos de su partido ante el Betis en conseguir anotar su primer tanto oficial en el curso liguero 2015-16.

Benítez había rotador. Poco, pero algo. James y Benzema entraron en escena. Iba a ser precisamente el colombiano, al que se ha utilizado de manera interesada durante la semana para atacar al entrenador, el que pondría el balón desde la banda derecha para que Bale, otro de los atizados, llegara desde atrás y de cabeza pusiera el 1-0. Seguramente había cronometradores esperando a que el Real Madrid tardara en marcar para poner pullitas y puntillitas. Se debieron quedar con las ganas de sumar más minutaje.

Y es que la salida del Real Madrid al Bernabéu fue de poderío. En dos minutos ya ganaba, cierto, pero no lo es menos que en el primer cuarto de hora el equipo de Benítez ya había generado ocasiones para que Adán sudara y sufriera a partes iguales. Benzema, Cristiano Ronaldo y Kroos tuviero tres buenas opciones casi seguidas que hacían arrinconarse al Betis y resoplar a su técnico, Pepe Mel. Más aun después de una gran jugada por la izquierda de Cristiano Ronaldo que no pudo superar a Adán en el mano a mano.

El Madrid era claro dominador en el juego y, aunque fruto del estado físico y de las alturas de temporada en la que nos encontramos el equipo bajó el ritmo después de los primeros 20 minutos, lo cierto es que su calidad podía mandar al Betis a la lona en cualquier momento. Uno de los especialistas merengues en esos golpes de K.O es James Rodríguez. El colombiano aprovechó una falta escorada en el área sobre Cristiano Ronaldo para sacar a pasear el cañón y marcar un golazo espectacular.

El 2-0 hacía justicia a lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego. Eso sí, en la recta final del primer acto el Betis iba a tener un coletazo que bien pudo haberle costado un gol en contra a los blancos, sin embargo, ahí emergió la potencia de piernas de Keylor Navas para arrebatarle un balón a Rubén Castro muy cerca del área pequeña cuando el gol parecía inevitable. Los gritos de ‘Keylor, Keylor’ que se escucharon en el Bernabéu eran la mejor forma de agradecerle a su portero la salvación realizada.

Si en el paso por los vestuarios el Betis había cobrado aire para tratar de, al menos, complicarle el partido al Real Madrid lo cierto es que el impacto de la caseta fue de todo menos positivo para los visitantes. No en vano, fue el equipo de Benítez el que decidió el partido en apenas dos minutos de la reanudación.

Ficha técnica

Real Madrid 5: Keylor Navas; Danilo, Varane, Ramos, Marcelo; Kroos (Casemiro 63’), Modric (Kovacic 73’); James, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Isco 51’)

Betis 0: Adán, Picini, Pezzella, Bruno, Molinero (Molina 46’), Xabi Torres, N'Diaye, Cejudo, Vargas, Ceballos (Digard 52’) y Rubén Castro

Goles: 1-0 Bale (2’), 2-0 James (39’), 3-0 Benzema (47’), 4-0 James (49’), 5-0 Bale (88’)

Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó a Kroos, Vargas, Molinero, Varane, Casemiro

Estadio: Santiago Bernabéu.

Como ya sucediera el inicio del partido, en algo menos de dos minutos el Real Madrid ya estaba celebrando un gol. Iba a ser Karim Benzema, que reapareció por todo lo alto, el que anotaría de cabeza el 3-0 tras un gran centro desde la derecha de Bale.

El partido estaba sentenciado con ese tanto, sin embargo, poco iban a tardar los de Benítez en ampliar la brecha entre ambos contendientes. Si en la primera parte James Rodríguez había marcado un golazo, en el segundo acto el colombiano iba a lucirse con otra diana, esta vez de espectacular chilena. Uno de los goles de la temporada sin ningún tipo de duda. Un doblete que los ‘iluminados’, los mismos que criticaron su aterrizaje en la casa blanca, seguramente intenten moldear a su antojo para su labor intoxicadora de cada día.

Con el 4-0 en el Bernabéu el Real Madrid lo tenía todo a su favor para tener una noche más que plácida. Eso sí, el árbitro del partido, Hernández Hernández, intentó adquirir un poco de protagonismo señalando un penalti ridículo de Varane sobre Molina. Rubén Castro iba a ser el encargado de enfrentarse a Keylor Navas desde los 11 metros. El costarricense contaba con la confianza de su gran parada de la primera parte y el apoyo del público. Unos parámetros que terminaron haciéndole vencedor del duelo con el lanzador bético. El ‘tico’ se lanzó a su izquierda y acertó. El ‘Keylor, Keylor’ volvió a sonar en Chamartín.

Con todo decidido, la prioridad para el Real Madrid era que no hubiera ningún tipo de contratiempo. El primero, que no apareciera ninguna lesión, y el segundo, el tratar de no recibir gol en contra alguno. De hecho, tras dos jornadas, el Real Madrid de Benítez puede presumir de no haber encajado ningún tanto. Una de las misiones que el nuevo técnico blanco tenía apuntada en letras de oro en su libreta. El 4-0 dejaba feliz a todo el mundo, pero Gareth Bale quiso poner la guinda en los últimos segundos de partido con un misil desde fuera del área que, tras pegar en el palo, se coló en la portería de Adán. El Madrid solucionaba su segundo partido con una manita, un buen juego, y con mejoría en las sensaciones. El proyecto Benítez pide pista.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información