Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano Ronaldo desató el 'terror' en Barcelona

  • Set en blanco de los de Rafa Benítez, con un Cristiano magistral al anotar cinco de los goles
Espanyol 0-6 Real Madrid
 Jaime de Carlos - La Crónica Jaime de Carlos - La Crónica

El Real Madrid ha dado este sábado una auténtica exhibición de fútbol y goles en su visita a Cornellà-El Prat (0-6). Tras una primera media hora casi perfecta labrada con un juego directo y preciso los blancos sentenciaron el partido y confirmaron que poco a poco empiezan a parecerse a lo que quiere Rafa Benítez. Cristiano fue la auténtica estrella del partido al anotar cinco de los seis goles, mientras que Benzema acompañó la goleada tras asistencia también del portugués. Con este resultado los madrileños se colocan con siete puntos y se aseguran terminar la jornada en uno de lo primeros puestos de la clasificación.

El encuentro no tuvo un inicio sencillo para los visitantes. El Espanyol compareció en el terreno de juego bien colocado y con la intención de cuidar del esférico. Así, fruto de este dominio inicial de los catalanes Felipe Caicedo tuvo la primera gran ocasión del partido, si bien su balón se marchó ligeramente desviado de la portería de Keylor Navas. Pero el Madrid sólo necesitaba tiempo para carburar. En concreto siete minutos. Modric fue el primer jugador merengue en leer a la perfección el partido e interpretó que la defensa adelantada de los 'pericos' se podía romper con pases en profundidad. Dicho y hecho. El croata le sirvió a Cristiano un pase de tiralíneas para que el portugués encarara a Pau y con todo el tiempo del mundo el luso ajustara el balón al palo contrario.

El gol hizo daño al Espanyol, pues los de Sergio González no tenían la sensación de estar haciendo las cosas tan mal como para ir perdiendo. Pero el Real Madrid olió la sangre. Haciendo del fúbol directo y vertical su máxima, el equipo madrileño despedazó poco a poco a su rival. Primero con una acción en el área blanquiazul en la que Bale estuvo lo suficientemente inteligente como para que Álvaro le trabara en penalti. Falta sin discusión y balón a la red de Cristiano tras una magistral ejecución. Era el minuto 17 y el Real Madrid ya había callado las voces de sus críticos. Esos mismos que decían que el equipo de Rafa Benítez no tenía gol y que Cristiano preocupaba a la afición por su sequía anotadora.

Quizá por todos ellos el equipo blanco - hoy de gris - no levantó el pie del acelerador. Más bien todo lo contrario. El Madrid empezó a bordar el fútbol con Modric e Isco dominando de cabo a rabo todos los tiempos del partido. De esta forma, tras una estupenda jugada coral de casi todo el equipo Cristiano logró el hat-trick al rematar con violencia en el segundo palo un espléndido centro desde la izquierda de Bale. Curiosidades del fútbol, el luso sólo necesitó 19 minutos para convertirse en Pichichi provisional de la Liga. Casi nada.

Con el cuarto llegó la calma

FICHA TÉCNICA:

0 - RCD Espanyol: Pau López; Arbilla, Álvaro, Ciani (Montañés, min.46), Duarte, Víctor Álvarez; Javi López (Cañas, min.46), Salva Sevilla, Víctor Sánchez (Joan Jordán, min.64); Gerard Moreno y Felipe Caicedo.

6 -Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos (Varane, min.74), Marcelo; Casemiro, Modric (Kovacic, min.56); Isco, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Lucas Vázquez, min.65).

Goles: 0-1, min.7: Cristiano Ronaldo; 0-2, min.17: Cristiano Ronaldo, de penalti; 0-3, min.20: Cristiano Ronaldo; 0-4, min.29: Benzema; 0-5, min.62: Cristiano Ronaldo; 0-6, min.80: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Vicandi Garrido (colegio vasco). Amonestó a Álvaro (min.16), Benzema (min.35), Cañas (min.66) y Kovacic (min.68).

Estadio: Power8 Stadium

Pero había más. El éxtasis madridista todavía iba a alcanzar un punto mayor de sublimación. Si la jugada del tercer gol había sido casi perfecta, menos de diez minutos después la 'BBC' diseñó una auténtica maravilla. Bale puso en profundidad un pase para Cristiano y este en la banda izquierda le sirvió en bandeja el cuarto a Benzema. Una auténtica joya que ya está entre las listas de los mejores goles de la temporada. Era el 0-4 y aún no estaba cumplida la media hora de partido, aunque el Espanyol siguió mostrando su buena voluntad y de vez en cuando se acercó con peligro a los dominios de Keylor Navas. Su objetivo ya era maquillar el resultado e impedir que el Madrid lograra este sábado una victoria histórica en Barcelona.

Hasta el final de la primera parte el Madrid bajó sus revoluciones, lo que no evitó que Benzema se quedara a centímetros de lograr el quinto. Tras una buena contra el francés remató con precisión, pero Pau logró desviar el esférico a la madera para evitar que la sangría fuera mayor al descanso. El castigo ya en sonrojante para los pericos, así que llegaron al tiempo de asueto agitando la 'bandera blanca'. Pero el Madrid no hizo caso y en la segunda parte volvió a salir con el 'cuchillo' entre los dientes. La defensa catalana seguía haciendo aguas y dejando muchos espacios, por lo que era cuestión de tiempo que la diferencia continuará engrosándose. De esta forma, en el minuto 61 un contragolpe galopado por Isco y Bale lo culminó Cristiano empujando a placer el esférico al fondo de la portería.

Para entonces Benítez ya había dado descanso a Modric para poner Kovacic y poco después tendrían un respiro Benzema y Ramos en favor de Lucas Vázquez y Varane. Eran minutos en los que el Madrid sesteaba, aunque con un ojo abierto por si volvía a quedar el camino abierto para hacer el enésimo contragolpe mortal. Así que en estas llegó la mejor ocasión del Espanyol, un cabezazo picado de Jordán que Keylor sacó con una mano felina a ras de suelo. Un día más el 'tico' dejaba claro que el madridismo no se lamentará esta temporada ni un solo segundo de que De Gea se haya quedado en el camino, porque se trata de un PORTERAZO con mayúsculas.

El resto del partido no tuvo mucha historia, más allá de la sangría que estaba logrando el Madrid. A poco más de cinco del final Cristiano igualó su hazaña de la temporada pasada ante el Granada y logró el quinto de su cuenta particular, el sexto del marcador merengue. Gran mérito del tanto fue del ex espanyolista Lucas Vázquez, muy activo en la media hora que estuvo sobre el césped. Y con la media docena ya se conformó de una vez el Real Madrid, cerrando un partido redondo que demuestra que este equipo ya empieza a estar listo para darle muchas alegrías a sus aficionados.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información