Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benítez dio una lección de profesionalidad en Valdebebas

  • Nada más aterrizar el técnico se dirigió al Alfredo Di Stéfano para ver el choque del Castilla
Nada más aterrizar el técnico se dirigió al Di Stéfano para ver al Castilla
 Defensa Central Defensa Central

Rafa Benítez es un hombre que vive para su trabajo. Su pasión por el fútbol le absorbe y le 'roba' muchas horas de su vida, pero él se las entrega con gusto. De hecho, el madrileño sabe que ahora está viviendo los mejores años de su carrera profesional, ya que posiblemente nunca más tenga la oportunidad de entrenar al Real Madrid. Y por eso se está dedicando en cuerpo y alma a su labor.

El Real Madrid venció este sábado al Espanyol en un partido que se jugó a las 16:00 horas. Tras finalizar el choque y las ruedas de prensa en Barcelona la expedición merengue cogió un vuelo que a última hora de la tarde les dejó en la capital de España. Como es lógico los jugadores se dirigieron a sus domicilios para descansar y disfrutar de la noche del sábado, pero Rafa Benítez todavía tenía trabajo. No conforme con la exhibición que había dado el equipo en Cornellà-El Prat, el míster se quedó en Valdebebas y se dirigió al Alfredo Di Stéfano para presenciar el directo el partido entre el Castilla y la Real Sociedad B.

El entrenador estuvo en el palco acompañado de Víctor Fernández, quien desde esta semana es el máximo responsable de la cantera merengue. Ambos comprobaron en persona el buen juego del filial que entrena Zinedine Zidane y vieron con satisfacción cómo los 'mirlos' blancos sumaban su cuarta victoria (2-1) en otros tantos partidos. Otro quizá se hubiera conformado con irse a casa y pedir el vídeo del partido para verlo con tranquilidad; pero para Rafa Benítez el Castilla es 'sagrado' y por eso no se quiere perder un solo partido de los que se juegan en el Di Stéfano. Un diez para el técnico merengue.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información