Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid se conformó con un poco de Keylor e Isco

  • Victoria pirrica del Real Madrid en un partido en el que el Granada mereció un premio mayor
Real Madrid 1-0 Granada
 Jaime de Carlos - La Crónica Jaime de Carlos - La Crónica

El Real Madrid ha logrado este sábado una discreta victoria (1-0) ante un Granada que mejoró considerablemente la imagen que había dejado en el Bernabéu el pasado mes de abril. Los de Sandoval incluso merecieron un mayor premio a juzgar por las ocasiones generadas durante el partido, pero al final pesó la mayor pegada de los blancos. En el minuto 55 Karim Benzema rescató a los suyos con un cabezazo tras un buen centro de Isco y a partir de ahi el Madrid se limitó a conservar el marcador ante la inquietud del respetable, bastante disconforme con la imagen dejada por los jugadores merengues.

El Granada dejó claro desde el primer momentó que Sandoval había estudiado a fondo lo ocurrido la pasada temporada con el histórico 9-1 que encajó el equipo andaluz en el Santiago Bernabéu. El conjunto nazarí se plantó en el campo con la idea de asfixiar al Real Madrid en la salida del balón y de hacerle daño con rápidos contragolpes por las bandas. De hecho, la primera ocasión peligrosa del partido fue a los visitantes, pero por fortuna Marcelo logró despejar a tiempo el balón cuando un delantero rival ya estaba listo para meter la bota y colocar el primero en el marcador. El guión no parecía ser muy distinto al del partido martes ante el Shakhtar Donetsk, pues los blancos necesitaron de cerca de un cuarto de hora para ser conscientes de que tenían tres importantes puntos en juego.

En consecuencia, la primera ocasión clara de los madridistas se hizo esperar 18 minutos. Isco deslizó un pase en profundidad para Cristiano y este lo cazó algo forzado. Ante la salida de Andrés Fernández optó por sacar la puntera, pero el portero le adivinó la intención y logró despejar el balón, el cual cayó en las botas de Karim Benzema. Pero incomprensiblemente el francés no atinó a colocarlo entre los palos y la ocasión se perdió en el limbo de forma sorprendente. No en vano, el partido pasó en segundos de poder convertirse en 1-0 a poder ser un 0-1. Aunque ni uno ni otro marcador se cumplió, porque en la siguiente jugada el colegiado Martínez Munuera anuló a instancias de su asistente un gol de El Arabi. Una vez más el Granada pilló dormida a la defensa del Madrid por banda y el ariete remató el centro a gol desde una posición ligeramente más adelantada que el penúltimo hombre merengue, Pepe. Sin embargo, la duda es si el jugador estaba por detrás del balón en el momento de salir el centro, por lo que la jugada protagonizará las moviolas de los programas deportivos de este fin de semana.

El susto espabiló al Real Madrid, por lo que el equipo aumentó su producción ofensiva y empezó a rondar la portería de Andrés Fernández. Un tiro lejano en falta de Cristiano y otro de Isco desde la frontal oxigeneron ligeramente al Real Madrid, aunque sin asustar en exceso al cuadro nazarí. De hecho, el Granada mantuvo sus principios a pesar de este pequeño acoso y de vez en cuando se animó a pisar con peligro los dominios de Keylor Navas. Un remate de cabeza de Krhin y otro de Success continuaron envalentonando al equipo de Sandoval, por lo que el duelo se convirtió en un toma y daca en el que los porteros eran los grandes protagonistas. Ambos dejaron un par de atajadas de mérito en esta primera parte, la del Granada después de que Modric no supiera definir correctamente después de que Isco - otra vez el malagueño - le sirviera un balón en bandeja.

 

Karim Benzema

El descanso llegó y lo hizo entre el ambiente enrarecido del Santiago Bernabéu. En los últimos instantes del primer período los pitos ya se habian hecho oír, pues la mejor noticia hasta el momento era que el Granada no se hubiera adelantado en el marcador. El madridismo esperaba una mejoría tras la reanudación, pero lo que se encontró fue un partido que siguió navegando por los mismos derroteros. El Madrid con un juego plomizo y espeso ante la buena colocación de los andaluces y estos creando peligro gracias a la velocidad de sus rivales. Así, la primera ocasión de la segunda mitad también fue para el Granada. Sucess recibió el balón después de un espléndido taconazo de El Arabi y se plantó ante Keylor desde una posición ligeramente escorada. El africano optó por picar el balón ante el guardameta, pero lo hizo sin precisión y el balón cayó por encima del larguero merengue.

FICHA DEL PARTIDO:

1 – Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Kroos (Kovacic, 61'), Modric; Lucas Vázquez, Isco, Cristiano y Benzema (Cheryshev, 77').

0– Granada: Ándres Fernández; Miguel Lopes, Lombán, Doria, Biraghi; Javi Márquez, Krhin; Edgar (Nico López, 77'), Sucess (Rober, 60'), El Arabi y Rochina

Goles: 1-0: Benzema, de cabeza (55').

Árbitro: Martínez Munuera, del Comité Valenciano- Amonestó a Edgar, Javi Márquez y Krhin, del Granada e Isco, del Real Madrid.

Incidencias: Estadio Santiago Bernabéu. Casi Lleno.

Los de Sandoval ya habían perdonado al menos tres goles a esas alturas de partido. Y ya se sabe lo que ocurre con los equipos que no aprovechan sus oportunidades en el Santiago Bernabéu. Cuando un encuentro se convierte en un duelo de 'pegadas' los blancos tienen todas las de ganar, así que sólo pasaron dos minutos antes de que Benzema castigara la inocencia de su rival. En el minuto 54 el francés cabeceó a la red un pase milimétrico que le brindó Isco desde la banda izquierda y eliminó de un plumazo la ansiedad del madridismo. Sin embargo, el miedo y la tensión no se esfumaron, pues el Granada se encargó de seguir generando dudas en Chamartín. Cinco minutos después del gol Keylor Navas tuvo que volver a trabajar a fondo para sacarle otro gol a El Arabi después de que el francés mareara a media defensa madridista.

A pesar del tanto el partido seguía tan abierto como en la primera parte, por lo que Benítez introdujo a Kovacic en el campo por un apagado Kroos. Y el Madrid lo notó para bien, pues la pelota empezó a moverse con más fluidez y Cristiano Ronaldo empezó a hacer acto de aparición. El portugués no tuvo hoy su mejor partido en el día que se esperaba que superara a Raúl, pero al menos lo intentó con insistencia y rondó el segundo gol del partido con un par de buenos disparos que no encontraron premio. A partir de ellos el Granada empezó a desinflarse poco a poco y el partido terminó por ser un monólogo local que no se tradujo en ocasiones claras. Sólo Denis pareció intentar meterle una marcha más al partido tras debutar con el equipo, pero el marcador no se movió (1-0) ante una preocupante sensación de tedio y conservadurismo de los blancos. Y es que por hoy al madridismo le vale el resultado, pero este juego no es ni mucho menos lo que espera la afición de los suyos para esta temporada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información