Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Las dos caras del Madrid de Benítez

  • DC analiza las dos maneras de jugar que maneja el Madrid este año
DC analiza las dos maneras de jugar que maneja el Madrid este año
Miguel Ángel Díaz-El Reportaje Miguel Ángel Díaz-El Reportaje

Rafa Benítez quiere un Real Madrid variado, lleno de alternativas, que sepa controlar el juego en todo momento, con y sin balón. Apenas lleva 2 meses al frente del equipo y en las primeras jornadas ya se está viendo las ‘mejoras’ que el técnico madrileño está haciendo con respecto al pasado curso con Ancelotti en el banquillo. Defensa Central analiza las dos ‘caras’ de este Real Madrid, un equipo blanco que cuenta con grandes alternativas.

 

Un Madrid ofensivo, presionante y que busca atacar sin cesar

Sin duda, a Rafa Benítez le queda trabajo por delante. El Real Madrid ha dado varios pases hacia delante en este sentido, pero todavía le queda mucho por recorrer. La presión sin balón todavía no es del todo acertada. Los delanteros presionan con poca insistencia, a los mediocampistas les falta ‘cuajo’ físico para estar encima del rival constantemente y la línea defensiva no acompaña lo que debería hacia delante para achicar al máximo los espacios al rival.

Se vio contra el Granada; El Arabi se descolgaba de los dos centrales y el Granada tenía una referencia para salir constantemente al contragolpe. A su vez, Toni Kroos estaba perdido sobre el campo y Luka Modric no llegaba para ‘achicar’ todas las vías de agua que tenía el equipo madridista en el centro del campo. La endeblez del rival hizo que el resultado no peligrara demasiado, pero sin duda, es un aspecto que Benítez debe mejorar cuanto antes.

Porque para tener posesiones largas de balón y un dominio total del partido se necesita rigor táctico con y sin el esférico en los pies. Tan importante es el movimiento con la pelota en los pies como la solidaridad y la inteligencia para recuperar el balón cuanto antes. El Madrid es un equipo poco acostumbrado a ello y deberá seguir medrando para lograrlo.

El contragolpe, una magnífica herencia de la ‘era Mourinho’

Pero si la posesión no funciona, el Real Madrid tiene otra gran recurso al que poder acudir: el contragolpe. Pocos conocían este extraordinario recurso futbolístico hasta que José Mourinho se sentó por primera vez en el banquillo madridista. El Madrid fue fichando jugadores que, poco a poco, irían modelando el estilo del equipo hacia un conjunto vertical, rápido, que buscaba el robo de balón y la salida a toda velocidad en dirección a la portería contraria.

Costó encontrar la manera de ejecutarlo, pero cinco años después de la llegada del portugués, el Madrid ya es el mejor equipo del mundo al contraataque. Lejos de inutilizar esta virtud, Benítez cuenta con los mejores contragolpeadores del mundo; Benzema es la boya sobre la que lanzar el ataque y Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, las ‘balas’ que corren al espacio. Por si fuera poco, el Madrid cuenta entre sus filas con jugadores de la talla de Modric, Kroos, Isco o James Rodríguez para lanzar a sus ‘velocistas’. Este es el Madrid de Benítez, un equipo que tiene dos caras y que sigue teniendo que trabajar para convertirse en una máquina realmente indestructible.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información