Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benzema vistió al Madrid de líder en San Mamés

  • Un doblete del francés certificó el trabajado triunfo de los hombres de Rafa Benítez
Athletic 1-2 Real Madrid
 Jaime de Carlos - La Crónica Jaime de Carlos - La Crónica

El Real Madrid ha conseguido este miércoles un triunfo de oro (1-2) en su visita a San Mamés. El equipo de Benítez demostró su solidez y eficacia en su primer partido de entidad de la temporada y superó al Athletic gracias a dos goles de Karim Bezema. Además, la victoria tuvo un valor extra por la derrota del Barcelona en Vigo (4-1), lo que permite que los blancos aventajen en un punto al equipo catalán y se coloquen como líderes de la Liga con 13 unidades, las mismas que el sorprendente Celta.

El partido no defraudó a nadie desde el primer momento. Benítez volvió darle en la boca a todos los que le tildan de defensivo y planteó un 4-4-2 apoyado en la calidad de cuatro jugones: Kroos, Modric, Kovacic e Isco. Con ello lo que consiguió fue un equipo equilibrado que no sufrió en los primeros compases de juego a pesar de la asfixiante presión que realizaba el Athletic de Bilbao. Con Modric en uno de los mejores estados de forma de su carrera y Kroos en una de sus versiones más aseadas de la temporada, el Madrid se presentó en el partido con la personalidad y el aplomo suficiente para no arrugarse en uno de lo estadios más difíciles de la Primera División. Y eso que el equipo vasco empezó haciendo sobrevolar el balón en un par de ocasiones sobre el área de Keylor Navas, pero esta noche la defensa merengue tenía previsto aceptar el órdago.

Poco a poco los visitantes fueron amoldando el partido a sus intereses. Cristiano sabía que el partido invitaba a asociarse con los centrocampistas y el portugués se dejó ver bajando al centro del campo a recibir de forma habitual. Esto permitió que el Madrid metiera miedo a los rojiblancos cada vez que salía al contragolpe, por lo que los primeros minutos fueron de puro 'toma y daca'. Raúl García la tuvo con un disparo cruzado que se marchó algo desviado, mientras que en la otra portería un disparo acrobático de Benzema se perdía por la línea de fondo. Había ritmo e intención por las dos partes y eso era una buena noticia para todos, sobre todo para los aficionados.

Así pues, el Madrid estaba haciendo las cosas bien. Pero curiosamente su gran oportunidad no llegó por mérito propio, sino por error ajeno. Un balón de San José en su propio campo se convirtió en una pesadilla para los bilbaínos cuando el central lo cedió atrás buscando a Iraizoz. En lugar de hacerlo con firmeza golpeó el balón con timidez, más que suficiente para que Benzema se anticipara al portero y metiera el pie para superarle. Sin duda, fue una acción más propia de un patio de colegio que de la Primera División, pero al Madrid poco le importaba, porque el gol valía lo mismo que los demás y el resultado ya estaba 0-1.

El error fue un duro golpe para el conjunto de Valverde. Durante los minutos siguientes el Real Madrid tuvo la oportunidad de noquear a su oponente, pero ni Benzema ni Cristiano supieron darles la 'puntilla'. El francés gozó de la más clara, si bien no llegó a tiempo de empujar a gol un centro de Marcelo desde la izquierda, así que se esfumaron las opciones más factibles de poner el 0-2 en el marcador. El Madrid daba la sensación de ser un equipo sólido y con empaque, aunque a la hora de rematar la faena evidenciaba una clara falta de ideas que dejaba muy vivo el partido. Esto permitió que el Athletic hiciera algunos amagos de levantarse gracias a la calidad de Aduriz. Un remate picado del delantero forzó a Keylor a hacer una gran intervención para salvar el empate; mientras que poco después era Kovacic el que no atinaba a marcar con un disparo potente desde dentro del área.

 

Benzema e Isco celebran el segundo gol en San Mamés

No hubo cambios en el marcador antes del descanso, por lo que el Madrid se retiró satisfecho al túnel de vestuarios. Todo estaba donde él quería, aunque su falta de acierto le condenaba a sufrir en los últimos 45 minutos. Un reto que estaba dispuesto a afrontar sin problema, porque el equipo esta noche tenía su dosis justa de calidad y garra.  Lógicamente el Athletic saltó al campo con la intención de apretar a los blancos; y lo consiguió en los primeros instantes de la segunda mitad, aunque nunca sin dar la sensación de desbordar a los de Benítez. La idea merengue era aguantar con orden en defensa a la espera del contragolpe que acabara con el partido. Por eso los rojiblancos pasaron a dominar el juego y el partido se endureció. Cristiano y Pepe vieron la amarilla, símbolo esta de que el Madrid no estaba dispuesto a arrugarse en San Mamés.

El paso atrás que había dado el equipo blanco era evidente y el Athletic empezó creer en sus opciones. Tanto jugó con fuego el equipo de Benítez, que se acabó quemando en uno de sus pocos errores defensivos del partido. Una mala basculación de la zaga permitió que Sabin rematara en plancha un buen centro que le llegó desde la derecha. El jugador vasco cruzó bien el esférico y pilló a contrapie a Keylor, que únicamente pudo seguir con la mirada el balón. El récord de Miguel Ángel se esfumaba ante sus ojos cuando estaba a sólo siete minutos de mejorarlo, aunque ese no era el mayor de los problemas de los merengues.

FICHA TÉCNICA:

1 - ATHLETIC CLUB: Iraizoz; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José (Rico, m.72), Beñat (Sola, m.84); Susaeta (Ibai, m.78), Raúl García, Sabin; y Aduriz.

2 - REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Pepe, Marcelo; Kovacic (Lucas Vázquez, m.89), Kroos, Modric, Isco (Jesé, m.72); Cristiano Ronaldo y Benzema (Casemiro, m.80).

Goles: 0-1, min.19: Benzema. 1-1, min.67: Sabin Merino. 1-2, min.70: Benzema.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Beñat (64'), De Marcos (66), Ibai (81), Raúl García (90) y a los visitantes Ronaldo (52), Pepe (57), Kroos (78).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA, disputado en San Mamés ante 43.387 espectadores

Con media hora por jugar el partido estaba de nuevo como al principio, lo que no desanimó al Real Madrid. De hecho el equipo hizo un alarde de carácter y sólo tardó cuatro minutos en volver a colocarse con ventaja. Un fallo de Balenziaga dejó una autopista por la derecha para que Isco condujera y pensara. Mucho 'regalo' para un jugador como el malagueño, por lo que este solo tuvo que levantar la cabeza para colocarle en el pie medio gol a Benzema. Al francés le bastó con empujar el balón a la red para colocar el 1-2 y silenciar San Mamés.

El tanto actuó como bálsamo para el Madrid y como anestesiante para el Athletic, de forma que el partido bajó su intensidad y los visitantes cogieron algo de aire. Los 'leones' ya no tenían la fuerza de unos minutos antes, aunque Aduriz intentó soltar un par de 'mordiscos' que pusieron a prueba el estado de forma de Keylor Navas. El 'tico' respondió a ellos con dos manos salvadoras y el partido consumió sus minutos lenta pero inexorablemente hasta el final para dar los tres puntos al nuevo líder, el Real Madrid. Así se bajaba el telón a un gran partido en el que Benítez demostró que poco a poco está consiguiendo hacer de sus jugadores unos artistas que no tienen problema para combinar el mono de trabajo con el pincel fino.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información