Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El acoso y derribo del Madrid no tuvo su justo premio

  • El equipo blanco mereció ampliamente la victoria ante el Málaga pero un colosal Kameni lo evitó.
Real Madrid 0-0 Málaga
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

El Real Madrid saltaba al Bernabéu para jugar ante el Málaga con noticias frescas desde Barcelona. Los culés habían ganado su partido a Las Palmas, lo esperado, pero Messi se había lesionado para 7-8 semanas. Un golpe psicológico para los catalanes que, en cierta medida, también podía traducirse en impulso emocional favorable para el mantenimiento del primer puesto de la Liga para los de Benítez. Un factor que, por desgracia para el madridismo, no terminó sirviendo para superar al Málaga.

El Real Madrid afrontaba un partido trampa. Si bien los andaluces venían a Madrid sin haber marcado gol alguno en la Liga, lo cierto es que su posición en la parte baja de la tabla parecía algo desproporcionada para la calidad de su plantel. Por eso, tanto Benítez como sus jugadores tenían claro que no habría alfombra roja para ellos y que la victoria sólo podría conseguirse a través de la lucha y el esfuerzo. Nunca por dejadez del oponente.

Bien es cierto que la primera parte fue de dominio madridista, como muestran las ocasiones de peligro que se generaron. De hecho, sólo habían pasado cinco minutos de encuentro y Cristiano Ronaldo estuvo  cerca de marcar tras una gran acción de Marcelo por la izquierda. El orden del Málaga mantenía a los blancos lo suficientemente lejos del gol, aunque esa receta en el Bernabéu no siempre es sinónimo de puntuar.

Fue precisamente durante el último cuarto de hora del primer acto cuando el Real Madrid estuvo más cerca de abrir su casillero de goles. Pasada la media hora de partido, Jesé y Cristiano Ronaldo se encontraron con dos buenas paradas de Kameni. La del canario fue en un golpeo cruzado dentro del área y la del portugués en una contra bien llevada por Carvajal y que el delantero luso finalizó con un golpeo con la pierna izquierda.

Con el descanso a la vuelta de la esquina llegaría, sin embargo, la opción más cercana al gol que tuvieron los blancos en el primer acto. Un envío de Marcelo al segundo palo, con mala salida de Kameni, estuvo cerca de convertir a Isco en protagonista goleador, sin embargo, su remate se marchó por muy poco.

Ficha técnica

Real Madrid 0: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Varane, Marcelo, Kroos, Modric, Isco; Jesé (Kovacic 60’), Cristiano Ronaldo y Benzema

Málaga 0: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton, Torres; Recio, Tissone, Fornals, Tighadouini (Juanpi 70’), Juankar y Amrabat

Árbitro: González González. Amonestó a Torres, Varane, Nacho, Recio, Juanpi, Carvajal, Cristiano. Expulsó a Amrabat (76’)

Estadio: Santiago Bernabéu.

La segunda parte empezó de manera espectacular. Y no lo hizo con goles, la salsa del fútbol, sino con dos paradones de auténtico lujo. Uno por barba. Primero iba a ser Kameni el que salvaría un gol cantado de Cristiano Ronaldo en un gran chut a la media vuelta que repelió el portero de forma magistral. Un minuto más tarde llegaría el turno para Keylor Navas, que voló de forma espectacular junto a la escuadra para evitar un golazo de falta directa de los malagueños. Había toma y daca en el Bernabéu pero seguía sin haber goles.

Tras ese arranque fulgurante de segunda mitad lo cierto es que fue solo el Real Madrid el que intentó buscar el gol. El Málaga dejó de dar noticias a nivel ofensivo para centrarse en lo que parecía más importante para ellos, aguantar el cero en su portería. Entre tanto, Kameni seguía a lo suyo, desbaratando el peligro que los blancos generaban. Cristiano Ronaldo, Modric y Benzema fueron tres de las ‘víctimas’ de las buenas paradas del portero camerunés.

El conjunto blanco seguía picando piedra sobre la portería visitante, sin embargo, la suerte le era esquiva a los jugadores del Real Madrid. El caso más elocuente fue un remate de Isco, tras una nueva parada de Kameni, que sacó bajó la línea de gol la defensa del Málaga cuando el Bernabéu ya celebraba el 1-0.

Los de Benítez insistían en su búsqueda del gol, sin embargo, el tanto no llegaría. Eso sí, a Modric se le señaló un fuera de juego inexistente en un balón al área que terminó dentro de la portería del Málaga. Un exceso de vista del auxiliar. Y para cerrar el acoso y derribo, Cristiano Ronaldo tuvo un remate de cabeza a pase de Marcelo que se le marchó alto. Los blancos lo intentaron por tierra, mar y aire, pero un Kameni salvador evitó una nueva victoria de los de Benítez.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información