Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La hora de Gago

  • El argentino cogerá el testigo de Diarra
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Cuando por fin parecía que Schuster podría contar con sus "7 magníficos" del centro del campo por primera vez en la temporada, la desgracia ha vuelto a planear sobre la Casa Blanca. Las sucesivas lesiones de Sneijder, Gago y Guti obligaron al técnico alemán a arreglárselas con la mitad de su séquito, y ahora que estos tres están disponibles, la enfermería blanca se reabre para acoger en sus brazos a Diarra.

El malí ha participado hasta hoy en los diez partidos oficiales disputados por el Madrid hasta el momento, fue titular en nueve de ellos y además completó los 90 minutos reglamentarios en ocho... unos números que en la plantilla madridista sólo están al alcance de Casillas.

EL CONCURSO DE GAGO EN EL DERBI ESTÁ ASEGURADO

El propio Diarra confesó esta misma semana que estaba viviendo su mejor momento desde que llegó a la capital española, pero se olvidó de que la popular Ley de Murphy es implacable. Fue hablar y lesionarse. El "6" madridista aterriza hoy en Madrid, donde será sometido a las pertinentes pruebas para ver el estado de su lesión y el plan de recuperación, pero presumiblemente se tendrá que perder alguno de los próximos choques que marca el calendario.

Con este inesperado contratiempo, la solución de Schuster para suplir al incombustible centrocampista africano tiene nombre y apellido: Fernando Gago. El argentino ya ha comenzado a tocar balón y está prácticamente recuperado de la rotura de fibras sufrida en el partido europeo ante el BATE Borisov hace 27 días, con lo que su concurso en el derbi ante el Atlético está completamente asegurado.

El futbolista cuajó unas excelentes actuaciones con la albiceleste en los Juegos Olímpicos de Pekín, colgándose finalmente el oro además. Sin embargo, ésto retrasó su incorporación al equipo madridista, y junto a esa inoportuna lesión han sido dos factores determinantes para que Gago sólo haya jugado 35 minutos con la elástica blanca en lo que va de temporada. Eso sí, cuando Fernando regresó, las apuestas en el club apuntaban a que se confirmaría como un jugador muy importante para el Madrid este año tras lo demostrado en China y en la pasada campaña, con lo que el testigo del malí en el centro del campo merengue tiene dueño.

EL AÑO PASADO DESPUNTÓ CON DIARRA EN LA COPA DE ÁFRICA

El argentino fichó por el club de Chamartín en diciembre de 2006 y la temporada pasada llegó a jugar hasta 41 partidos nada menos entre todas las competiciones, convirtiéndose en uno de los mayores activos en la conquista del título de Liga. Gago se hizo con los galones en el centro del campo del Madrid aprovechando también que Diarra tuvo que dejar en enero la disciplina merengue para disputar la Copa de África.

A su vuelta, Schuster mantuvo al argentino en el once inicial durante muchas jornadas, permitiéndole demostrar que tiene la calidad y los arrestos necesarios para ser el eje central del Madrid. Hoy, el destino se vuelve a aliar con el ex de Boca Juniors. Es la hora de Gago.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información