Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rizzoli no quiso expulsar a Verratti

  • El italiano mereció ser expulsado a 15 minutos del final
El italiano mereció ser expulsado a 15 minutos del final
Defensa Central Defensa Central

Nicola Rizzoli le perdonó la segunda tarjeta amarilla a su compatriota Marco Verratti. El italiano, con amarilla, fue duro sobre el tobillo de Cheryshev, pero el colegiado prefirió mirar hacia otro lado.

No quería que el partido se le fuera, pero su permisividad hizo que los franceses fueran, en ocasiones, demasiado duros. Empezó bien. Apenas se llevaban 8 minutos de encuentro cuando amonestó a Matuidi por una falta sobre Casemiro. El futbolista brasileño le robó el balón al francés y este no tuvo más remedio que derribar al carioca. Rizzoli no se lo pensó y le mostró la tarjeta amarilla.

A partir de ese momento, el italiano ejerció un arbitraje típico de Champions. A pesar de que alguna de las faltas de los parisinos eran merecedoras de tarjeta, prefirió reservarse las cartulinas para los segundos 45 minutos. En el 49. Una entrada fea de Verratti sobre Cristiano Ronaldo le costó la tarjeta al centrocampista, que ya pudo verla en al primera mitad.

No fue hasta el minuto 60 cuando un jugador blanco vio la amarilla, tras una falta de Sergio Ramos sobre Verratti. El capitán la protestó pero no le perdonó la amonestación. En el minuto 75 se produjo la única jugada polémica del partido. Rizzoli le perdonó la segunda amarilla a Verrattí cuando todavía quedaban 15 minutos para el final del partido. Quién sabe lo que hubiera pasado con el PSG con uno menos. Tres minutos después, Blanc lo sustituyó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información