Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nacho mete al Madrid en octavos y le deja líder

  • Un gol del canterano blanco le da al Real Madrid una valiosa victoria ante un buen PSG en el Bernabéu (1-0). Los blancos, clasificados para octavos con este triunfo.
Real Madrid 1-0 PSG
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

Sangre, sudor y lágrimas. Cuando se le quiere dar un tinte especial de espectáculo y gloria a un partido suele recurrirse a estas tres palabras. El caso es que en este Real Madrid-PSG todas ellas aparecieron en apenas 15 minutos de partido. Y es que sin apenas empezar a romper a sudar, Isco se había abierto la cabeza en un choque de testas con Aurier. El malagueño estuvo cerca de 10 minutos fuera del terreno de juego atendido por los médicos. La sangre salía de su cabeza como suele hacer el fútbol de sus botas, a borbotones.

Pero los contratiempos iniciales no se quedaron ahí. Poco después era el jugador del PSG, Verratti, el que tenía que marcharse del campo lesionado. El ‘triplete’ de desgracias de los primeros 45 minutos lo iba a completar Marcelo, que pasada la media hora de partido se tenía que retirar a los vestuarios, también lesionado. El parte de guerra del Madrid seguía aumentando en inquilinos. La maldición parece no tener fin.

Deportivamente hablando, lo cierto es que el PSG jugó una gran primera parte. Los franceses no le permitían al Real Madrid moverse como acostumbra. La salida de balón, ya fuera desde Keylor Navas, los centrales o los centrocampistas siempre tenía varias piernas francesas por el medio. Era muy difícil que los de arriba consiguieran recibir balones en ventaja, y eso hacía que el partido se jugara más en campo merengue que en la parte gala.

Además, los visitantes tuvieron varias aproximaciones de mucho peligro, especialmente dos lanzamientos de Ibrahimovic se marcharon rozando el palo de la meta de Keylor Navas. Sin embargo, aunque territorialmente el PSG estaba siendo mejor, lo cierto es que quien puso la puntería fue el Real Madrid. Si en París los blancos tuvieron una primera parte de escándalo a la que sólo le faltó el premio del gol, lo cierto es que en esta ocasión fue una acción un tanto aislada de Nacho, que había salida sustituyendo al lesionado Marcelo, la que abriría la puerta francesa. Fue un balón alto, que se acostó sobre la banda izquierda del ataque del Madrid. Trapp, portero del PSG, midió fatal el lugar de caída de esa pelota y dejó su portería vacía. Nacho estuvo muy listo y, con la izquierda, trató de poner el balón lo más cerca posible de la portería. Su toque, con cierto suspense, terminó alojándose en el interior de la meta visitante. El respiro para el Bernabéu fue importante. Su equipo se adelantaba, ante un gran rival, y en un momento difícil. Seguramente eso de las adversidades es lo que más le ‘pone’ a los seguidores blancos.

Todavía con el subidón del 1-0, al Madrid le tocó sufrir un par de nuevas envestidas de los franceses antes de la llegada del descanso. Rabiot, desde fuera del área, golpeaba el palo de la portería de Navas prácticamente un minuto después del gol de Nacho. Y ya en la recta final del primer acto eran Cavani en el primer palo e Ibrahimovic en el segundo los que no llegaban a rematar un centro lateral. El Madrid había salvado la primera parte de un grandísimo PSG con el marcador a su favor. Todo un mérito.

Ficha técnica

Real Madrid 1: Navas; Danilo, Varane, Ramos, Marcelo (Nacho 32’); Kroos, Casemiro, Modric; Jesé (Lucas 62’), Cristiano, Isco (Kovacic 81’)

PSG 0: Trapp; Aurier, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell; Motta, Verratti (Rabiot 16’), Matuidi (Moura 74’); Di María Ibrahimovic, Cavani

Goles: 1-0 Nacho (35’)

Árbitro: Marc Clattenburg. Amonestó a Aurier, David Luiz, Casemiro, Ramos

Estadio: Santiago Bernabéu.

A pesar de estar viviendo un partido dentro de un grupo de clasificación, lo cierto es que el aroma era el de una eliminatoria que vivía su partido de vuelta tras el 0-0 del encuentro de París. Los dos equipos se respetaban y la premisa en todo momento era no conceder ningún tipo de facilidad al oponente.

Bien es cierto que la segunda mitad fue más igualada que la primera. El Real Madrid salió mejor, presionando más arriba la salida de pelota de los franceses, y eso igualó las fuerzas. El PSG, aun con el dominio de la posesión, ya no creaba tantas ocasiones sobre la portería de Keylor Navas.

De hecho, la primera gran ocasión del segundo acto no llegó hasta la recta final del mismo, y la tuvo el Real Madrid. Una buena entrada por la derecha de Lucas Vázquez terminó con un balón al segundo palo rematado por bajo por Isco que sacó con la pierna el portero del equipo francés.

El encuentro entraba en los minutos finales con la mínima ventaja para los blancos. El tesoro del 1-0 era demasiado preciado para los de Benítez como para no dejarse hasta la última gota de sudor en defenderlo. Eso sí, Di María estuvo a punto de chafar a su ex equipo en su vuelta al Bernabéu con un lanzamiento de falta que se estrelló contra el larguero de la meta de Keylor Navas.  Fue la última opción del PSG de puntuar en el Bernabéu, pero el Real Madrid logró salvarla. Los blancos se sitúan líderes de su grupo en solitario y, con este triunfo, dan un paso de gigante para lograr la primera plaza (este resultado ya le mete matemáticamente en la siguiente fase) de cara al cruce de octavos. Un buen rédito ante uno de los grandes de Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información