Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El vestuario del Madrid no le tiene ningún miedo al Barça

  • La plantilla quiere demostrar que lo de Sevilla fue un accidente
La plantilla quiere demostrar que lo de Sevilla fue un accidente
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid quiere tapar muchas bocas contra el Barcelona. Pese a que se pueda pensar lo contrario, en el vestuario madridista no hay miedo al equipo culé. Los precedentes juegan a favor de los blancos. La confianza es máxima y los futbolistas quieren demostrarles a los agoreros que esta Liga sigue teniendo color madridista. El 21-N, el Madrid quiere dar un golpe encima de la mesa.

 

La pasada temporada es el ‘espejo’ en el que la plantilla merengue quiere mirarse para ganar el encuentro; en el ‘Clásico’ jugado en el Santiago Bernabéu el 25 de octubre de 2014, los blancos fueron superiores, dominaron el encuentro y el marcador terminó reflejando la superioridad madridista. Con goles de Cristiano Ronaldo, Pepe y Benzema, el equipo que dirigía Ancelotti vencía y se colocaba a un solo punto del liderato tras varios meses de críticas.

En el mes de marzo llegaría el choque de la segunda vuelta; el Barcelona se impondría por 2-1 de manera injusta; los madridistas fueron mejores durante más de una hora y no ‘mataron’ a su rival en una primera parte primorosa, llena de ocasiones y que bien pudo terminar con un claro 0-3 para el Madrid en el marcador.

Lejos quedan los años en los que el conjunto blanco se sentía inferior al Barça. Las sensaciones en los últimos clásicos siempre han sido favorables al Real Madrid, incluso cuando el Barcelona ha sido capaz de llevarse los tres puntos. Pasó en la final de Copa 2014 o en los dos partidos de Liga del pasado curso. El objetivo es repetir. El vestuario no tiene miedo alguno. Que lo sepa el madridismo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información