Ir a versión clásica Ir a versión móvil

García, multado por insultar a Florentino

  • El periodista, condenado por atentar contra el honor del presidente del Real Madrid
El periodista, condenado por atentar contra el honor del presidente del Real Madrid
Defensa Central Defensa Central

El Tribunal Supremo ha condenado al periodista José María García a pagar una indemnización de 12.000 euros por los graves insultos proferidos contra el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el pasado año 2011. Entonces, 'Butanito' calificó a Florentino de "mala gente", "perverso", y le acusó además de ser "el presidente más corrupto del fútbol español" durante una entrevista con Pedro J. Ramírez en VEO Televisión.

Una vez más, la justicia ha actuado contra el que insulta, el que acusa sin pruebas y el que ensucia la imagen del presidente del Real Madrid. José María García atentó contra el derecho al honor del presidente del club blanco, Florentino Pérez, y el Tribunal Supremo le ha condenado por ello a pagar 12.000 euros de indemnización. El presidente del Real Madrid había demandado en 2011 al periodista por compararle con una rata, por acusarle de presionar a los medios de comunicación en su favor y calificar de "maniobra fraudulenta" la construcción del parque empresarial Cuatro Torres Business Area en los antiguos terrenos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

El Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid condenó a García a pagar 120.000 euros por atentar contra el honor de Florentino Pérez, en una sentencia que la Audiencia Provincial de Madrid rebajó posteriormente a 12.000 euros. El periodista presentó un recurso de casación y la Sala Primera del Tribunal Supremo la ha desestimado, por lo que la condena permanece. Según este tribunal, la protección del derecho al honor debe prevalecer frente a la libertad de expresión cuando se emplean "expresiones ofensivas innecesarias para poner de manifiesto una opinión o crítica".

"Basta el examen de las expresiones utilizadas por el demandado, que se tienen por ciertas, para comprobar que más allá de denunciar un supuesto caso de 'corrupción', lo que podría estar justificado por el derecho a la libertad de expresión y de información, afectando además a un personaje público, se vierten expresiones que claramente atentan (gratuita e innecesariamente) contra el honor del demandante como son las de 'mala gente' y 'perverso', así como la comparación con las ratas, lo que implica menosprecio y lesión en la dignidad del afectado", indica el Supremo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información