Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Shakhtar, un equipo exiliado

  • La guerra les obliga a jugar a 1.000 kilómetros de su casa
La guerra les obliga a jugar a 1.000 kilómetros de su casa
Defensa Central Defensa Central

El Shakhtar no pasa por su mejor momento, al menos si nos ceñimos al punto de vista institucional. El club ucranio se ve obligado a jugar en Lviv por el conflicto bélico que se vive entre nacionalistas y prorusos en Donetsk

Liviv se encuentra nada más y nada menos que a 1.026 kilómetros de su localidad natal y, por lo tanto, de su afición. Se trata de un exilio forzado que seguro ha afectado al ánimo de sus jugadores, quienes aún así siguen destacando por su voluntad.

Fueron los propios futbolistas los que solicitaron al dueño del club, Rinat Akhmetov, un cambio de sede pues se sentían enormente inseguros en su hogar habitual por temor al estallido de un conflicto bélico cerca. En este momento, los jugadores del Shakhtar se suelen hospedar en Kiev, a 500 kilómetros de Lviv.

No obstante, los más perjudicados por este traslado no son otros que unos aficionados que tienen grandes dificultades para ver a su equipo cada fin de semanas y se ven obligados a realizar auténticos viajes maratonianos si desean animar a su equipo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información