Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mientras unos 'lloran', el Madrid remonta con 9

  • El Rayo no tiene razones para llorar por la goleada encajada en el Bernabéu
El Rayo no tiene razones para llorar por la goleada encajada en el Bernabéu
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid no tiene de que avergonzarse por la goleada que le metió al Rayo el pasado domingo, ni los vallecanos por qué quejarse. Y es que en lugar de llorar, lo que Paco Jémez debería hacer es plantearse qué hizo mal su equipo para quedarse con nueve y para que después le cayese la del pulpo. Cero autocrítica y mucha cobardía, al contrario de lo que ha hecho el Madrid a lo largo de su historia: crecerse ante la adversidad.

La historia del club blanco está repleta de casos en los que remontó jugando con menos hombres que el rival. Una de las remontadas de este estilo que con más cariño recuerda el madridismo es la Supercopa de España de 2008. Después de perder en Mestalla por 3-2 ante el Valencia, los blancos le dieron la vuelta con nueve futbolistas en el Santiago Bernabéu. Iturralde González hizo lo posible porque los ché fueran campeones de la Supercopa, pero el Madrid se creció en el terreno de juego y consiguió voltear la situación.

Aquel día, después de adelantarse el Valencia en Chamartín, Van der Vaart fue expulsado con roja directa por una entrada de amarilla. Van Nistelrooy empató antes de que Iturralde le expulsara también a él injustamente, pero a pesar de estar en inferioridad numérica el equipo merengue consiguió hacer hasta tres goles más para ponerse 4-1, dejando sin efecto el tanto visitante a última hora. Sergio Ramos, De la Red e Higuaín fueron los autores de los goles, en un ejemplo de lo que debería haber hecho el Rayo en el Bernabéu: competir a pesar de jugar con nueve.

Es muy fácil decir ahora que el Real Madrid goleó porque jugó con dos hombres más. Pero la realidad es que probablemente el equipo blanco le hubiera dado la vuelta al partido también contra once jugadores. Como también es la realidad que las dos expulsiones fueron absolutamente justas. Cuando las cosas se ponen feas es cuando verdaderamente se demuestran los "huevos" de los que presumía Jémez antes del encuentro ante el Real Madrid. Pero unos los tienen y otros se esfuerzan en demostrar que también aunque no sea verdad...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información